Menú Buscar
Antonio Montiel, Ximo Puig y Mónica Oltra.

Podemos pone en apuros al PSOE con su oferta de ir juntos al Senado

Los socialistas rechazan la propuesta de Pablo Iglesias mientras algunas de sus organizaciones territoriales aún negocian listas conjuntas para la Cámara alta

Redacción
2 min

Podemos ha convocado para esta tarde a PSOE y Compromís a una reunión técnica para valorar la posibilidad de concretar una candidatura conjunta al Senado, según ha informado la formación política en un comunicado.

El "interés" despertado en los últimos días ante esta hipótesis ha determinado a Podemos a organizar el inicio de contactos para compartir con las otras dos formaciones "objetivos y detalles técnicos".

Oficialización del encuentro

El síndic de Podemos a les Corts Valencianes, Antonio Montiel, ha comunicado, además, al presidente, Ximo Puig (PSPV), y a la vicepresidenta Mónica Oltra (Compromís), la convocatoria efectuada y les ha emplazado a su vez para el próximo jueves para "intercambiar opiniones y clarificar posturas acerca de este proyecto".

El pasado sábado, el consejo ciudadano autonómico de Podemos estudió la posibilidad de acordar una candidatura que incluyese a varias formaciones para el Senado en las próximas elecciones generales de junio.

El máximo órgano político del partido consideró que "la defensa de los intereses del pueblo valenciano es prioritaria" y, desde esa perspectiva, "una nueva mayoría política en el Senado podría ser clave para la revisión del actual sistema de financiación que perjudica a la Comunidad Valenciana", ha subrayado Podemos.

Cambio de rumbo en Podemos

Pero lo cierto es que la organización de Pablo Iglesias no era muy partidaria de esa conjunción hasta el lunes, cuando cerró el pacto global con Izquierda Unida, organización que no fue advertida de que Podemos iba a ofrecer el pacto global al PSOE.

A partir de ese momento aceleró la negociación de esas candidaturas hasta ofrecerlas en público al PSOE y de forma generalizada, lo que obligó a los socialistas a rechazarla también en público. Y a aumentar sus contradicciones internas porque no solo se estaban manteniendo esos contactos en Valencia, Aragón --donde ya se han roto-- y Baleares, sino que en Barcelona el PSC está a punto de entrar en el equipo de gobierno de Ada Colau.