Menú Buscar
Pancarta de Plataforma per la Llengua exigiendo el catalán como única lengua oficial de Cataluña / CG

Plataforma per la Llengua arremete ahora contra las universidades por usar el castellano

La hipersubvencionada asociación asegura que las quejas por la discriminación del catalán han aumentado, mientras las redes recuerdan la cooficialidad de ambos idiomas

3 min

Plataforma per la Llengua (PpL), la ONG del catalán hipersubvencionada por el Govern, ha puesto el punto de mira en las universidades, donde, según afirma, han aumentadp las quejas por la “discriminación” de la lengua catalana.

Según esta asociación, en 2019 hubo 14 quejas, mientras que a mediados de octubre de este año, ascendía a 37. La mayoría de denuncias se refieren a la baja oferta en catalán y al incumplimiento de los planes docentes, donde dice que una asignatura se imparte en ese idioma y luego se da en castellano. Por eso, reclama a los equipos de gobierno de las universidades que velen por el cumplimiento del Estatut, según el cual, el catalán es la lengua vehicular de la enseñanza universitaria.

Las reflexiones de esta ONG del catalán, conocida por incitar a la delación incluso respecto a trabajadores en precario que no dominan la lengua catalana, ha provocado debate en las redes sociales.

La profesora de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Isabel Fernández, miembro de Impulso Ciudadano, Universitaris per la Convivència y Foro de Profesores, ha reprochado a PpL de “buscar siempre el enfrentamiento” y explica que “mi asignatura este año está anunciada en español (lengua vehicular) y seguramente habrá seminarios en catalán. Y no será para vulnerar los derechos lingüísticos de los castellanohablantes”.

Otros tuiteros insisten en que el catalán es la lengua vehicular, pero Fernández afirma que “los profesores podemos elegir la lengua en la que impartimos clase y los alumnos pueden hacer los trabajos y exámenes en la lengua que prefieran. Los profesores lo aclaramos en la guía docente”.

“Me gusta el euskera y me encanta escucharlo. Nadie me ha obligado nunca a hablarlo, y sin embargo, me gusta aprenderlo... Cuando no te obligan y es algo tan hermoso, lo natural es acercarse, sin ninguna prisa, una y otra vez”, responde una internauta.