Menú Buscar
El nuevo director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer Sastre / YOUTUBE

¿Quién es el nuevo director de los Mossos, Pere Ferrer Sastre?

El sustituto de Andreu Martínez al frente de la policía autonómica lleva cinco años como jefe de Gabinete de Interior, coincidió con Forn en el ayuntamiento y es de total confianza del consejero Buch

30.09.2019 17:27 h.
5 min

El nuevo director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer Sastre, --que sustituirá a Andreu Martínez tras su inesperada dimisión-- ha sido hasta ahora mano derecha del consejero de Interior, Miquel Buch.

Ferrer ha ocupado el cargo de jefe de Gabinete del Departamento de Interior durante los últimos cinco años, esto es, desde la salida de Ramon Espadaler de la consejería por la ruptura de CDC y UDC. En ese tiempo, Ferrer ha trabajado a las órdenes de Jordi Jané, Joaquim Forn y el citado Buch.

En el ayuntamiento con Forn

Anteriormente, el nuevo director de los Mossos --que es ambientólogo de profesión-- había sido jefe de Gabinete de la Concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona (2011-2015) con Xavier Trias (CiU) como alcalde, y también bajo el mando de Forn, actualmente en prisión preventiva por su participación en el intento de secesión ilegal de otoño de 2017.

Fuentes de la Consejería de Interior subrayan que Ferrer tiene “plena confianza” por parte de Buch.

Llamadas a Trapero y visita a Lledoners

Según ha avanzado Vozpópuli, Ferrer llamó cuatro veces al exmayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero durante el asedio independentista a la comitiva judicial que registraba la Consejería de Economía el 20 y 21 de septiembre de 2017, tal y como recoge el auto de procesamiento del exmayor por parte de la Audiencia Nacional.

El nuevo director de los Mossos d'Esquadra también figura en el listado de visitantes de los presos del procés a la cárcel de Lledoners (Barcelona). Según ha publicado Abc, Ferrer acudió a la prisión el 3 de agosto de 2018 con el consejero de Territorio, Damià Calvet, y Roger Rosich Balcells, asesor de la Generalitat.

Momento delicado

Ferrer se hace cargo de los Mossos en un momento muy delicado. El segundo aniversario del 1-O y la inminente sentencia del juicio del procés hacen prever una respuesta contundente de los independentistas en las calles a la que tendrá que hacer frente fundamentalmente la policía autonómica. De hecho, los Mossos han reforzado sus dispositivos ante posibles incidentes.

El clima de tensión, además, se ha intensificado en los últimos días con las detenciones de siete CDR acusados de terrorismo, tenencia de explosivos y conspiración para cometer estragos.

Cambios en Interior

La salida de Andreu Martínez se suma al relevo de otros responsables clave del Departamento de Interior desde que Buch es consejero: el pasado mes de junio, para sorpresa del cuerpo, se nombró comisario jefe de los Mossos a Eduard Sallent cuando su predecesor Miquel Esquius no llevaba ni un año al frente.

La semana pasada, Buch destituyó a su responsable de Comunicación, Joana Vallès, tras publicarse en los medios que los Mossos planeaban usar gas pimienta para atajar incidentes en las movilizaciones de este otoño, y nombró en su lugar a Joan Piqué, excolaborador del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

"Experiencia, criterio y ganas"

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Buch ha agradecido a Martínez su "buen trabajo" al frente de los Mossos, "con un balance importante, desde las nuevas plazas hasta la entrada en el CITCO", el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado. 

"Mucha suerte a Pere Ferrer, que es del equipo y tiene la experiencia, el criterio y las ganas para liderar esta nueva etapa", añade el consejero.