Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Móviles resistentes a Pegasus adquiridos por el Govern para evitar que sus altos cargos fueran espiados

El Govern se dotó en 2013 de teléfonos resistentes al programa espía Pegasus

El Cesicat, embrión del 'CNI catalán', proporcionó móviles a los altos cargos de la Generalitat cuando Artur Mas sentó las bases del proceso independentista

5 min

“Sabían que podían ser espiados y se dotaron de teléfonos seguros para evitarlo”. Hablan técnicos que trabajaron para el Gobierno de Artur Mas y que, según explican a Crónica Global, ya en 2013, en los albores del proceso secesionista, se adquirieron móviles recomendados por la agencia de seguridad alemana que garantizaban la máxima seguridad en las comunicaciones.

También por esas fechas, Mas sentaba las bases de un CNI catalán que nunca llegó a desarrollarse, a pesar del alto presupuesto, del espionaje que la propia Generalitat hizo a dirigentes no secesionistas y de una ley de ciberseguridad con la que Carles Puigdemont quiso acceder al banco de datos policial de los Mossos d’Esquadra. Dicho de otra manera, el independentismo expresa ahora su indignación ante unos seguimientos de la inteligencia española que ya conocía, pues venían de lejos. La campaña de Òmnium, preparada desde hace meses y de la que informó este medio, está lejos de ser una anécdota.

Aviso legal de la web de Òmnium sobre el Catalan Gate
Aviso legal de la web de Òmnium sobre el Catalan Gate

Según explican esos técnicos que trabajaron para el gobierno de Artur Mas, el temor a seguimientos externos se remonta a 2013. “El Govern entendía que debía proteger sus comunicaciones con teléfonos seguros”, explican estas fuentes. Por ello, se adquirieron dispositivos “que no eran ni Android ni iPhone, por lo que el sistema sería resistente a Pegasus y a ataques contra teléfonos inteligentes”. Se trata del TopSec GSM, un modelo recomendado por los servicios de seguridad alemanes, según afirma el fabricante, “desarrollado para que la información confidencial pueda ser intercambiada de forma fiable y sin ningún riesgo de escuchas”.

TopSec GSM

La base de TopSec GSM era el conocido móvil de doble banda de Siemens S 35i. El núcleo, sin embargo, era un módulo criptográfico con un tamaño de 32 por 34 milímetros completamente integrado. De esta forma, TopSec GSM no se podía distinguir de un teléfono normal.

Fue el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat) el organismo que canalizó la compra cuando Carles Flamerich presidía este embrión de un CNI catalán, reconvertido posteriormente en la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña. “Varios altos cargos se hicieron con estos teléfonos para garantizar la confidencialidad de sus llamadas”, afirma uno de los poseedores del TopSec GSM.

TopSecGSM
TopSec GSM, un móvil a prueba de espionaje

Seguimientos de Mossos

El empeño del Govern por crear sus propios servicios de inteligencia se tradujo en un informe atribuido a Cesicat que sentaba las bases de una agencia. Asimismo, dirigentes constitucionalistas fueron objeto de seguimiento por parte de los Mossos, que utilizaron un programa espía en móviles de escoltas. El entonces consejero de Empresa, Felip Puig --Cesicat dependía entonces de este departamento--, confesó que se habían hecho este tipo de seguimientos. Los votos independentistas impidieron que la Generalitat diera explicaciones en el Parlament.

Asimismo, Puigdemont quiso acceder a la base de datos de los Mossos d’Esquadra a través de la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña, el enésimo intento de crear un CNI catalán. Sin embargo, un informe jurídico de la Consejería de Interior advirtió de esa invasión de competencias, así como del empeño de la Generalitat de ir más allá de una labor estrictamente “técnica y preventiva”.