Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario de organización del PDECat, Ferran Bel, en la tribuna del Congreso este martes / CONGRESO

PDECat ultima su apoyo a la reforma laboral

Los neoconvergentes allanarían el camino a Pedro Sánchez sin que sean necesarios los votos de los socios de investidura

3 min

PDECat ultima su apoyo al acuerdo laboral impulsado por el Gobierno, lo que allanaría su aprobación sin que sean necesarios los votos de los socios de investidura de Pedro Sánchez. Los neoconvergentes hacen valer sus cuatro diputados en el Congreso y, tras desmarcarse de Junts per Catalunya y ERC, unirán sus votos a los de Ciudadanos y PNV.

El partido heredero de CDC tiene previsto formalizar su decisión en las próximas horas. Pero fuentes políticas y empresariales apuntan a que la formación se inclina por dar apoyo al proyecto de Sánchez. A las tres de la tarde se ha reunido de forma telemática la ejecutiva extraordinaria de PDECat para valorar las negociaciones y ha acordado facultar al grupo parlamentario para que sea quien fije la posición final en función del resultado de las conversaciones con el Gobierno español. "A estas alturas siguen los contactos entre el grupo parlamentario y el Gobierno", explican en un comunicado.

Negociaciones 'in extremis'

Mientras tanto, continúan las negociaciones in extremis en las Cortes, donde el portavoz republicano, Gabriel Rufián, se resiste a dar su plácet porque, afirma, el Ejecutivo está "más interesado en vencer que en convencer", mientras que JxCat rechaza respaldar el acuerdo, que se votará mañana. El presidente Sánchez asegura desde Dubái que todo su gabinete está volcado en negociar "hasta el último momento".

Tanto PSOE como Podemos no ven incompatible que los cambios en ese régimen laboral, precedido de un acuerdo con los agentes sociales y que es una de las grandes promesas de legislatura de Sánchez, cuente con los apoyos de sus hasta ahora socios, además de Ciudadanos y PNV.

ERC y Bildu ven insuficiente la propuesta, consideran que no tiene en cuenta los convenios autonómicos ni aumenta a 45 días las indemnizaciones por despido. JxCat la califica como una fórmula que blanquea la reforma del PP con mínimos cambios.