Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Puigdemont, líder de JxCat, y Artur Mas, presidente del PDECat, en un fotomontaje / CG

El PDECat irá a juicio contra JxCat y denuncia que la apropiación de siglas le perjudicó el 14F

La formación de Àngels Chacón cree que se confundió el "capital político" de ambas formaciones; el litigio se celebrará el 7 de octubre

3 min

El PDeCAT y Junts per Catalunya (JxCat) irán a juicio el 7 de octubre por la demanda interpuesta por el primero de ambos partidos. La formación liderada por Àngels Chacón en las pasadas elecciones autonómicas catalanas pretende invalidar la asamblea que cambió a la dirección de Junts antes de la ruptura entre estas dos formaciones independentistas, y que derivó en una disputa por las siglas.

En la vista de audiencia previa de este jueves en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Barcelona, la jueza ha agendado el juicio después de que ambos partidos, herederos políticos de la antigua Convergència, han propuesto sus testigos y pruebas para el litigio.

"Perjuicio" en las elecciones del 14F

La abogada del PDECat, Laia Bartomeus, ha defendido en la vista que los resultados de las elecciones del 14F "acreditan el perjuicio" causado al partido por la formación liderada por el expresidente de la Generalitat fugado Carles Puigdemont.

"Se confundía el capital político de Junts con el del PDECat, entendemos que esto acabó afectado a las elecciones", ha criticado la letrada, que también ha reclamado pruebas informáticas para acreditar la asamblea telemática y el sistema de voto que se usó en el cambio de la dirección, y que el PDECat considera que fue irregular.

JxCat lo niega

En cambio, el abogado de Junts, Agustí Carles, ha negado un perjuicio económico o político al PDECat, para lo que se ha referido al acuerdo de la Junts Electoral Central (JEC) para el 14F, que según él le dio "todos los derechos electorales y subvenciones".

También ha dicho que la JEC reconoció a Junts como un grupo político significativo en la campaña: "Eso es porque Junts ya fue a las generales del 10N de 2019, logró más del 5% de los votos y se le reconoce un capital político propio".

Chacón, sin escaño

En este sentido, ha mantenido que "reconocerlo como grupo político significativo quiere decir que no todo Junts es el PDECat, ya tenía un capital político propio".

El PDeCAT obtuvo algo más de 77.000 votos en las elecciones del 14F, que no fueron suficientes para obtener algún escaño en el Parlament, mientras que JxCat fue la tercera fuerza con más representación al conseguir 32 asientos en la Cámara catalana.