Menú Buscar
Los exconsejeros Forn, Romeva, Mundó, Turull y Rull, a su llegada a la Audiencia Nacional. El patrimonio de los exconsejeros encarcelados

El patrimonio de los exconsejeros encarcelados, valorado como riesgo de fuga

De los 919.735 euros de Josep Rull a los 74.070 euros de Jordi Turull: el poder adquisitivo que la juez de la Audiencia Nacional cita como causa de prisión preventiva

4 min

Uno de los argumentos esgrimidos por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela para decretar la prisión preventiva de Oriol Junqueras y siete consejeros es el poder adquisitivo de los apresados lo que, a su juicio, favorece el riesgo de fuga.

"Tampoco puede olvidarse el poder adquisitivo de los querellados que les permita abandonar fácilmente el territorio español y subsistir en el extranjero. En este punto basta recordar el hecho de que algunos querellados ya se han desplazado a otros países eludiendo las responsabilidades penales en las que pueden haber incurrido", indica Lamela en su auto. Una velada alusión a Carles Puigdemont y al resto de consejeros huidos a Bélgica.

La web de transparencia de la Generalitat permite comprobar el patrimonio de estos querellados por sedición y rebelión. Incluye bienes inmuebles (viviendas, garajes), no inmuebles (cuentas corrientes, coches), así como el pasivo (préstamos, hipotecas).

Bienes inmuebles

El patrimonio declarado por Junqueras y por los siete exconsejeros en prisión preventiva oscila entre los 919.735 euros en bienes inmuebles y no inmuebles de Josep Rull (acredita un pasivo de 13.200 euros) y los 74.070 euros de Jordi Turull.

En su declaración ante el Parlament al empezar la legislatura de 2015, Turull declaró una vivienda por valor de 49.677 euros, 69.104 euros en cuentas corrientes o depósitos, un plan de pensiones con 42.966 euros y un Toyota Land Cruiser. Rull, por su parte, declaró tres fincas heredadas en 2012, cuentas por valor de 89.541 euros y un Peugeot 3008.

Junqueras declaró patrimonio total por valor de 393.784 euros. Entre sus bienes figura una vivienda de propiedad al 50% de 199.840 euros y otro inmueble urbano heredado con un valor de 60.000 euros, así como 19.626 euros en cuentas y depósitos bancarios, 57.884 euros en otros fondos de inversión, un plan de pensiones con 111.220 euros y dos vehículos: un Renault Clio y un Renault Grand Scenic.

Raül Romeva tiene bienes valorados en 304.324 euros, pero también un pasivo de 26.000 euros. Romeva declaró en la Cámara catalana tener dos viviendas de propiedad al 50%, una heredada en 2006 por valor de 413.649 euros y la otra de compraventa de 49.073 euros, con unos 4.000 euros en cuentas corrientes y depósitos bancarios y un préstamo hipotecario con 26.133,55 euros pendientes de amortizar.

Meritxell Borràs acredita un patrimonio de 289.986 euros y un pasivo de 141.641 euros, mientras que Joaquim Forn dice tener un activo total de 102.742 euros (con cuentas por valor de 52.512 euros), con un pasivo de 85.771 euros.

Carles Mundó declaró bienes por un valor total de 110.911 y un pasivo de 129.623 euros. El exconsejero de Justicia detalla que adquirió un inmueble en 2003 por un valor de 22.000 euros, siendo el valor de mercado estimado de 300.000 euros. Tiene cuentas por valor de 52.232 euros.

Los bienes de los fugados

Respecto a los otros miembros del antiguo Gobierno catalán, Puigdemont declaró bienes por un total de 294.000 y un pasivo de 126.266 euros. Clara Ponsatí tiene un patrimonio de 286.668 euros, mientras que el de Toni Comín asciende a 44.000 euros.

Miquel Puig tiene bienes por valor de 89.940 euros y un pasivo de 59.366 euros, mientras que Dolors Bassa acreditó 64.865 en bienes y Meritxell Serret, 54.310 euros con un pasivo de 110.770 euros.

Santi Vila, que se librará de la cárcel bajo previo pago de una fianza 50.000 euros, tiene 147.230 euros en patrimonio, pero también un pasivo de 196.368 euros.

Los consejeros de la Generalitat encarcelados tienen un sueldo de 110.759 euros, incluido el exvicepresidente Oriol Junqueras, mientras que el sueldo anual del expresidente de la Generalitat asciende a 139.585 euros. Esta cifra es muy superior a la de cualquier otro presidente autonómico e incluso duplica a la del presidente Mariano Rajoy, que cobra 79.756 euros.