Menú Buscar

El puerto de Palamós impide atracar a un ferri para alojar a Policía y Guardia Civil

Los estibadores de Barcelona se niegan a dar servicio a otro de los barcos alquilados para alojar a las dotaciones desplazadas a Cataluña para el 1-O

21.09.2017 10:26 h.
3 min
Dos cruceros atracados en el puerto de Palamós, en una imagen de archivo / CG

El puerto de Palamós impidió atracar a un ferri enviado para alojar a la Policía y la Guardia Civil desplazada a Cataluña en motivo del 1-O. Así lo han confirmado fuentes del puerto, que aseguran que fue por “falta de espacio”. Se trata de un barco que estaba anclado fuera del puerto y al que se le “denegó el permiso porque teníamos la operativa completa”, según las mismas fuentes.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, también ha confirmado la noticia a través de Twitter, mientras que Jordi Turull, el consejero de Presidencia y portavoz de la Generalitat, también lo ha hecho en una entrevista en RAC1.  

De momento, se han enviado cuatro ferris para dar apoyo logístico a las dotaciones que han acudido a Cataluña para cumplir las órdenes judiciales en torno al referéndum. Uno de ellos se encuentra en el puerto de Tarragona y otros dos en el de la capital catalana. Este cuarto, que tenía previsto atracar en Palamós, se dirige a otro puerto. Según las fuentes consultadas, podría ser el de Barcelona.

Sin servicio de los estibadores

Los dos buques que están atracados en el puerto de Barcelona son el Rhapsody y Moby Dada. El primero, había contratado el servicio de los estibadores portuarios para descargar contenedores. Los trabajadores han decidido la mañana de este jueves que no darán servicio a los ferris que lleguen al puerto de la capital catalana con el objetivo de asistir a las fuerzas de seguridad desplazadas por el 1-O.

El sindicato mayoritario de la estiba, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), convocó a última hora de la noche del miércoles una asamblea para que los empleados decidieran si atenderían a los barcos o no. “No tenemos la obligación de hacerlo, tienen sus propios medios”, aseguran desde la CETM de Barcelona. Los estibadores de Tarragona también se han sumado a la reivindicación. 

¿Quiere hacer un comentario?