Menú Buscar
Una imagen del intendente de los Mossos d'Esquadra repeliendo a los violentos en Girona que ha circulado por Twitter

Los Mossos apartan al antidisturbios cuestionado por los 'indepes'

Un especialista en mediación dirigirá la Brigada Móvil, la unidad de orden público de la policía catalana; Manel Castellví, señalado por el 'caso espionaje', pasa a la reserva

4 min

La Jefatura de Mossos d'Esquadra ha anunciado varios cambios en su estructura interna que afectan a importantes secciones del cuerpo. Dos de las que verán modificada su cadena de mando son la Comisaría General de Información (CGINF), encargada --entre otros asuntos-- de la lucha antiterrorista, como la Brigada Móvil (Brimo), la sección de la policía catalana equiparable a los antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía. 

El intendente Carles Hernández, que hasta ahora lideraba este último cuerpo y que fue duramente criticado por los activistas del independentismo por las cargas policiales de los últimos meses de 2018, será apartado de la sección para ser el numero dos de la CGINF. Información, por su parte, será liderada por el intendente Eduard Sallent, que era hasta el momento, subjefe de la sección por debajo de Manel Castellví. Éste último, que declaró por el espionaje a políticos y líderes constitucionalistas, pasa a la reserva, una suerte de paso previo a la jubilación.

Señalado por el independentismo

Por su parte, Hernández ha visto, en las últimas fechas del pasado ejercicio, cómo el movimiento independentista reprobaba las actuaciones de su equipo. A finales de septiembre, por ejemplo, la Brimo tuvo que hacer frente a una lluvia de pintura por parte de los nacionalistas catalanes en una acción orquestada por el grupo antisistema Arran. En esta ocasión, donde no faltaron gritos y comentarios ofensivos de los concentrados hacia los mossos, el cuerpo antidisturbios acabó cargando contra los presentes. Una actuación que el partido independentista radical CUP tachó como "injustificadas".

Tras ello, Hernández participó en la disolución de los radicales que querían reventar un acto a favor de la Constitución española en Girona que convocaban el PP, Vox y la asociación Borbonia, entre otros, el 6 de diciembre. Periodistas de medios soberanistas tomaron fotos del agente y las difundieron de forma crítica, mientras los autodenominados comités de defensa de la república (CDR) condenaban las cargas. Ello desencadenó una crisis en el seno del Govern. Seis días después, los sindicatos de los Mossos defendieron al intendente en una protesta pública por sus derechos laborales.

Un mediador al frente de la Brimo

El hombre elegido para sustituir a Hernández en la jefatura de la Brigada Móvil es el intendente Xavi Pastor, un agente de perfil muy diferente al del recién nombrado subjefe de la CGINF.

Pastor ha sido jefe del Área Básica Policial del Eixample, en Barcelona, y anteriormente jefe del Área de Mediación. Esta es la sección policial que suele preceder a la intervención de los antidisturbios e intenta deshacer las concentraciones de ciudadanos a través de la palabra. 

Destacadas en Política