El ministro de Cultura defraudó 218.322 euros a Hacienda entre 2006 y 2008

Huerta creó una S.L. por la que fue sancionado con 366.000 euros por hacer cargos injustificados contra el impuesto de sociedades

Màxim Huerta dimite como ministro de Cultura y Deporte
13.06.2018 10:35 h.
4 min

Dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) emitidas en mayo de 2017 reflejan que el ministro de Cultura y DeporteMàxim Huerta,  defraudó 218.322 euros a Hacienda.

La suma total que la multa impuesta fue de 365.938 euros por tres sanciones de carácter administrativo, incluyendo liquidación, multa e intereses de demora. Además tuvo que abonar los costes de los dos juicios, un total de 4.840 euros. Al no sobrepasar los 120.000 euros en ninguno de los ejercicios investigados, el ministro no llegó a ser condenado por fraude fiscal, según explica el diario El Confidencial.

Cargos al impuesto de sociedades

La inspección que realizó Hacienda al entonces presentador de televisión concluyó que, entre estos tres ejercicios fiscales, habría facturado un total de 798.521 euros a través de Almaximo Profesionales de la Imagen SL, sociedad de la que era único accionista y administrador. De este montante, se dedujo como gastos por actividades artísticas (injustificadas, según la sentencia del tribunal) 43.770 euros en 2006, 80.481 en 2007 y 24.451 en 2008, lo que suma un total de 148.702 euros.

Por servicios profesionales o rendimientos del trabajo, Huerta declaró 147.465 euros entre 2006, 2007 y 2008. De los ingresos totales de los tres años tributó a través del IRPF únicamente 21.860 euros. Según consta en las dos sentencias del TSJM, el ministro Huerta engrosó “indebidamente” el montante de gastos y eludió “los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF”. El impuesto de sociedades es del 25%, mientras que el del IRPF llegaría en este caso al 48%.

No actuó de buena fe

El veredicto del tribunal madrileño determina que “la conducta del obligado tributario no puede ser calificada sino de voluntaria y culpable, en el sentido que se entiende que le era exigible otra conducta distinta, no pudiéndose apreciar buena fe en su actuación en orden al cumplimiento de sus obligaciones fiscales”.

Los textos legales, además, confirman que la conducta de Màxim Huerta refleja que es “la buena fe o inexistencia de culpa, presumida por la ley, queda destruida por la prueba de que ha actuado, cuando menos, negligentemente, con el resultado de eludir el cumplimiento de sus obligaciones fiscales tributarias en perjuicio del erario público”.

Huerta asegura estar al corriente con Hacienda

Huerta asegura estar "al corriente de todas mis obligaciones tributarias desde hace ya unos cuantos años". Por su parte, la portavoz del grupo socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha expresado en una entrevista en RNE su "total seguridad" en que el ministro de Cultura y Deporte dará "las explicaciones oportunas", aunque ha dejado claro que es un tema que "está ya solucionado".

Ya son varias las polémicas que protagoniza el televisivo ministro, tras el revuelo de sus comentarios contra la independencia de Cataluña en Twitter y, en la misma red social, asegurar que no practica deporte.

¿Quiere hacer un comentario?