Menú Buscar
Jordi Pina, Xavier Melero y Andreu Van den Eynde en el Supremo

Melero vuelve a desmarcarse de las defensas al no alegar indefensión ante el Supremo

Marina Roig, la abogada de Jordi Cuixart, presenta un escrito de protesta por la imposibilidad de visionar un vídeo con el que esperaba que el resto de letrados se sumaran

22.03.2019 00:00 h.
5 min

Algunas de las defensas en el juicio del procés ante el Tribunal Supremo solo ven Estrasburgo en el horizonte. Marina Roig, abogada de Jordi Cuixart, anunció la presentación de un escrito de protesta por la negativa del juez Marchena a visualizar varios vídeos que, según la letrada, desmienten la versión de los guardias civiles que declararon como testigos en el juicio. “Todo lo que cause indefensión es substancial para Estrasburgo, por eso es importante que conste y por eso también es importante que presentaramos un escrito protestando”, afirmó Roig en RAC1.

Su línea de defensa, sin embargo, no ha logrado sumar a todas las defensas de los acusados. El abogado de Joaquim Forn, Xavier Melero, se ha desmarcado hasta la fecha de presentar estos escritos colectivos de protesta que alegan indefensión. Roig afirmó que era una queja generalizada de las defensas, aunque no todas se han sumado. El letrado Melero ya provocó en su momento una grieta en el independentismo al abrir un nuevo frente técnico que desdeñaba la “causa política”. Ahora, pasado más de un mes desde el inicio del juicio oral, se ha vuelto a evidenciar esta diferencia de criterios entre las defensas.

Pruebas documentales

Las razones para declinar la presentación de escritos de indefensión son diversas. Por un lado, no todas las defensas han solicitado el visionado de vídeos durante la declaración de testigos y, por otro, el juez Marchena ha insistido en que la queja ya queda formalizada en la sala con la retransmisión en directo del proceso penal. Sin necesidad de presentarlo por escrito. La opción de dejar constancia por escrito responde en gran medida a la estrategia de tener la vista puesta en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 

Además, todas las defensas tendrán tiempo de presentar sus pruebas documentales (como los vídeos) cuando termine la parte testifical del juicio. Unas condiciones que no han satisfecho a Roig, que calificó de “restrictivo” el criterio de Marchena porque “la sala coge una convicción día a día de acuerdo con lo que explica el testigo” y, a su juicio, por este motivo es vital “contradecirlo en el momento [con el vídeo]”.

Respecto al hecho de que los abogados pueden explicar y argumentar en sus informes finales estos episodios para desmentir a los testigos, Roig sostuvo que “pocas veces los informes sirven para cambiar la convicción de los magistrados” y que ya se verá “el tiempo que nos darán el día del informe” para explicar todos los vídeos”. “Necesitaremos mucho tiempo”, remachó en su intervención a la emisora del grupo Godó.

Falso testimonio

Junto a Marina Roig y Benet Salellas (abogados de Cuixart), los otros letrados que se han mostrado más combativos con el tribunal han sido Jordi Pina (Jordi Sánchez, Josep Rull, Jordi Turull), Andreu Van den Eynde (Oriol Junqueras y Raül Romeva) y Olga Arderiu (Carme Forcadell). 

Además de las quejas por el rechazo a visualizar vídeos durante la declaración de testigos, también han amagado con la posibilidad de que alguno de ellos haya incurrido en falso testimonio. De momento, el juez Marchena solo llamó la atención sobre ello a Josep Mestre, ex responsable de Difusión de la Generalitat, después de que el fiscal Jaime Moreno pidiera que se investigara. El magistrado dejó entonces la puerta abierta a derivarlo a un juzgado de instrucción una vez salga la sentencia. Para algunas de las defensas el tribunal ha mostrado contradicción de criterios al no mostrar tal contundencia con otros testigos que declaraban en contra de los acusados. Pese a ello, no han logrado sumar a todas las defensas.