Los 'indepes' arruinan la celebración de Marc Márquez

El alcalde de Cervera, localidad natal del piloto, se niega a quitar una pancarta a favor de los presos secesionistas y frustra la fiesta del heptacampeón mundial

El piloto de Moto GP, Marc Márquez, durante la celebración de su título mundial / EFE
09.11.2018 16:17 h.
3 min

Marc rquez, heptacampeón mundial de motociclismo y actual vencedor de MotoGP, no podrá celebrar tal como había previsto la fiesta en su localidad natal de Cervera, ya que el alcalde, Ramon Royes (PDeCAT), se niega a quitar una pancarta en favor de los presos secesionistas del balcón principal del consistorio.

Para mañana se espera una de las fiestas más importantes de los amantes del mundo del motor, y es que el piloto de motos Marc Márquez celebrará oficialmente su última conquista: el campeonato más importante del motociclismo, MotoGP. Todo Cervera se movilizará para ofrecer la mejor fiesta posible a su conciudadano, todo Cervera menos el equipo de gobierno municipal independentista que no pone facilidades para garantizar una fiesta a la altura del deportista.

Celebraciones

La localidad de Cervera situada en Lleida, vivió el día de ayer una de las jornadas más intensas de las que se recuerdan, ya que los preparativos para celebrar el quinto mundial en la etapa reina del piloto, llenó el pueblo de preparativos de escenarios, iluminación y megafonía.

Además, por la tarde, se comenzó a preparar el FanClub en la plaza principal y se iniciaron los preparativos del itinerario de la rúa. Los paisanos de Márquez celebran con entrega todos los éxitos del piloto, por lo que él siempre elige su pueblo para las celebraciones.

Alcalde de Cervera

El planning de los promotores era que el piloto, tras la recepción oficial en el ayuntamiento, hacia las 12.30 de la mañana, saliera al balcón del consistorio --como ha venido haciendo estos últimos años en los que también ha sido campeón de MotoGP-- para dirigirse desde allí a todos los habitantes de Cervera y compartir con ellos la celebración.

Con lo que no contaban los organizadores era con las dificultades que el alcalde ha impuesto. Ramon Royes se ha negado a retirar las pancartas alusivas a los políticos presos que adornan la fachada de la casa consistorial, tal como le pidieron los patrocinadores y su FanClub, que prefieren no mezclar política y deporte. La actitud del político neoconvergente obliga a pensar en otro tipo de celebración y a exlucir el saludo desde la Casa Consistorial.

¿Quiere hacer un comentario?