Menú Buscar
Manuel Marchena, junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska / EFE

Manuel Marchena renuncia a presidir el CGPJ y seguirá como juez del 'procés'

El magistrado tira la toalla tras "las denuncias divulgadas en los últimos días" y para demostrar su "independencia"

20.11.2018 09:02 h.
3 min

Manuel Marchena ha renunciado a la propuesta para presidir el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una decisión con la que reivindica su independencia, según ha anunciado en un comunicado. 

El juez seguirá, de este modo, como presidente de la Sala Penal del Supremo. Y continuará así al frente del tribunal que juzgará a los exdirigentes de la Generalitat investigados por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia del año pasado.

'Caso Cosidó'

Marchena era el candidato pactado por PSOE y PP para presidir el Supremo y el CGPJ. En su comunicado, afirma que se siente obligado a hacer unas precisiones ante "las noticias divulgadas en los últimos días" acerca de su "hipotética designación".

El anuncio se produce un día después de que trascendiera un 'whatsapp' del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en el que celebraba poder controlar la sala segunda del Supremo "desde atrás". Un comentario que, a juicio de buena parte del arco parlamentario, entre ellos, los independentistas, muestra la politización de la justicia.

Los argumentos del juez

"Jamás he concebido el ejercicio de la función jurisdiccional como un instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal", afirma Marchena en su escrito. Y añade que su trayectoria como magistrado "ha estado siempre presidida por la independencia como presupuesto de legitimidad de cualquier decisión jurisdiccional".

"El examen de las resoluciones que durante estos años he dictado como magistrado del Tribunal Supremo -de forma esencial como presidente de la Sala de Admisión de las causas contra aforados- es la mejor muestra de que jamás he actuado condicionando la aplicación del derecho a la opción política del querellado o denunciado", sostiene.

El PP da por roto el acuerdo

Y concluye: "Por todo ello anticipo públicamente mi decidida voluntad de no ser incluido, para el caso de que así fuera considerado, entre los candidatos al puesto de presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial".

Desde el PP comparten su decisión: "Si yo fuese Marchena, hubiese hecho lo mismo. La decisión del Gobierno de hacer público su nombre antes de elegir a los vocales ha hecho un daño irreparable. El PP da por roto el acuerdo, y lo suspendemos hasta que la ministra Dolores Delgado sea cesada", ha afirmado el diputado popular Javier Maroto.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información