Menú Buscar
tatiana guerrero eloi badia

Colau aparta a la responsable de poner orden en el 'top manta'

Tatiana Guerrero, pareja del concejal Eloi Badia, continúa como cargo eventual en el Ayuntamiento de Barcelona tras los supuestos 'chivatazos' a los manteros y de los incidentes violentos

05.10.2018 15:05 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha apartado a Tatiana Guerrero de uno de los proyectos más delicados: poner orden en el top manta. Fuentes municipales han confirmado que Guerrero ha sido apartada de esas funciones, pero precisan que es habitual que los asesores del consistorio cambien de negociado durante el mandato municipal.

Tatiana Guerrero es personal eventual y asesora adscrita a la alcaldía. Sigue siendo personal eventual y asesora adscrita a la alcaldía”, aseguran estas fuentes. Guerrero, pareja sentimental del teniente de alcalde Eloi Badia, será relevada de esas funciones, pero todavía se desconoce a su sustituto. Continúa pues en la estructura municipal, pero se desconoce quién asumirá sus funciones.

Presuntos chivatazos

El consistorio quiere desvincular esta decisión de las informaciones sindicales que, recientemente, acusaban a responsables municipales de avisar a los manteros cada vez que la Guardia Urbana se prepara para realizar una intervención contra la venta ambulante. Sapol denunció los supuestos chivatazos a las personas que venden en la manta en agosto. Por su parte, otro representante de la parte social, CSIF, alertó de que existían grabaciones que demostrarían la connivencia entre Barcelona en Comú (BComú) y los manteros.

La agresión a un turista por parte de un vendedor en agosto complicó todavía más el problema. El visitante fue apaleado en la plaza de Cataluña a principios de aquel mes. El violento incidente, que llegó a la prensa internacional, valió la reprobación de Ada Colau por parte de la oposición.

Comerciantes en pie de guerra

Todo ello se ha producido con el trasfondo del enfado de los propietarios de comercios de Barcelona. El fenómeno de los manteros ha puesto en pie de guerra a los comerciantes, que han visto como el colectivo que vende, en su mayoría, productos falsificados, ya supera las 2.000 personas en la Ciudad Condal. Se han agrupado en torno a la Plataforma de Afectados por el Top Manta, entidad que presentó un requerimiento al Ayuntamiento de Barcelona en junio para que resolviera el problema.

Ello no ha sido óbice para que continúe el fenómeno en la capital catalana. Con Guerrero como responsable de lidiar contra el mismo, los vendedores del top manta llegaron a enfrentarse a pedradas ayer mismo a la Guardia Urbana en el paseo de Colón de Barcelona.

El Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) ha argumentado en diversas ocasiones que el problema es "compartido" con otras localidades del litoral barcelonés y que el fenómeno precisa de un abordaje gradual, como la integración laboral de las personas que venden en la manta.