Menú Buscar
El dispositivo de seguridad de la Casa Llotja de Mar ya ha empezado con vistas a la reunión del consejo de ministros el 21D / CG

Manifiesto de la izquierda en favor de la reunión del 21D

Arremeten contra Torra por "estimular" a los radicales que quieren boicotear el consejo de ministros y critican la progresiva disminución del Estado en Cataluña

16.12.2018 11:47 h.
4 min

Un grupo de partidos de la izquierda catalana han elaborado un manifiesto En apoyo a la reunión en Barcelona del Gobierno de España en el que defienden la celebración del consejo de ministros previsto para el 21 de diciembre. Arremeten contra el presidente Quim Torra por "estimular" a grupos radicales identitarios "que se han propuesto organizar acciones para así impedir, boicotear y desnaturalizar la reunión". Y valoran positivamente que el Estado visualice su presencia en Cataluña, tras años de abandono del PP.

La Asamblea Social de la Izquierda de Cataluña es la impulsora del documento y se han adherido PSC, Federalistes d’Esquerres, Izquierda en Positivo, Alternativa Ciudadana Progresista, Partido Socialista del Trabajo, Roj@s-Ala izquierda del PSC y Centro Izquierda de España. El manifiesto --que se puede leer en este enlace-- está abierto a otras incorporaciones.

Presencia testimonial del Estado en Cataluña

Recuerdan que la presencia del Estado en Cataluña ha disminuido progresivamente en los últimos decenios "hasta llegar a una situación casi testimonial". Consideran que "viene a cuento resaltarlo ahora cuando el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, acusa constantemente al actual ejecutivo de dejadez. Habría que recordarle que la citada ausencia institucional se aceleró a partir de la firma del llamado Pacto del Majestic entre José Mª Aznar y Jordi Pujol".

Aunque Pedro Sánchez ya celebró su consejo de ministros hace unos meses en Sevilla y tiene intención de hacer extensiva esa iniciativa a otras ciudades españolas, "es innegable que la reunión gubernamental en Barcelona tiene unas características muy particulares", por "el planteamiento del nacionalismo que considera a los organismos del Estado Español como algo foráneo y, consecuentemente, inaceptables en tierra catalana. De hecho la situación no es nueva. Cuando el 31 de octubre de 1937 Juan Negrín decidió el traslado del gobierno de la República Española a Barcelona, la iniciativa no fue bien recibida por la Generalitat y las fuerzas nacionalistas, provocando incluso una abierta hostilidad".

Nacionalismo y populismo

El manifiesto avisa de que "ahora la situación es claramente más grave, con un presidente de la Generalitat que no guarda ni las más mínimas formas que le corresponderían como máximo representante del Estado en Cataluña. Quien además cierra los ojos ante las amenazas, cuando no las estimula, de grupos radicales identitarios, que se han propuesto organizar acciones para así impedir, boicotear y desnaturalizar la reunión del día 21".

Las organizaciones firmantes llaman a la ciudadanía barcelonesa "a manifestar su apoyo a la presencia del Gobierno" el 21D "con independencia de las preferencias políticas e ideológicas". Aseguran que La Llotja es "un lugar altamente emblemático para que se reúna el Consejo de Ministros. Recordemos que dicho edificio albergó la Junta de Comercio, la más benemérita muestra de la Ilustración en Barcelona. Ahora cuando los populismos de todo tipo, empezando por los nacionalistas, desprecian y niegan con sus hechos el espíritu del Siglo de las Luces, es más que nunca el momento de reivindicarlo".