Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto oficial con la Guardia Urbana / EP

Ada Colau deja 'vendida' a la Guardia Urbana con los lazos amarillos

La alcaldesa de Barcelona evita dar instrucciones al cuerpo municipal de seguridad en plena escalada de tensión por la simbología independentista

30.08.2018 00:00 h.
3 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha evitado dar instrucción alguna a la Guardia Urbana en relación al conflicto de los lazos amarillos. No lo ha hecho ni siquiera después de que una mujer resultara brutalmente agredida el sábado por este motivo en la zona del parque de la Ciutadella de la Ciudad Condal.

Una portavoz municipal ha admitido que "no hay ninguna directriz concreta sobre la retirada de lazos amarillos, pero sí que existe una ordenanza que establece la prohibición de colgar elementos en el mobiliario urbano". Esta posición del gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) deja en cueros a la Guardia Urbana para afrontar episodios de personas que colocan símbolos en las calles o al contrario, cuando se encuentran a vecinos que los retiran.

"No nos han dicho nada"

Así lo han confirmado fuentes sindicales de la policía municipal de la segunda mayor ciudad española. "No se puede prohibir a nadie que cuelgue un lazo o lo descuelgue, salvo que esté mancillando el espacio público. No es ninguna infracción y no se ha recibido ninguna instrucción en ese sentido", indicaron fuentes internas del cuerpo a este medio. "No hay nada que decir, salvo que el lazo amarillo esté colgado en un lugar prohibido o tape una señal", han agregado las mismas voces.

"Dentro del cuerpo se tiene la sensación de que el gobierno municipal va a rebufo de lo que va pasando --han continuado los efectivos consultados--, que no tiene una estrategia policial diseñada para estos casos. Va siguiendo la actualidad y según se desarrollen los acontecimientos, desde la Prefectura llegarán las indicaciones".

"Evitar agresiones físicas"

Otra fuente interna de la Guardia Urbana de Barcelona ha aportado otro dato: hasta la fecha no se habían producido casos llamativos de grandes retiradas de lazos amarillos en la Ciudad Condal. "De momento no se actúa porque no es un problema en la ciudad. Tampoco se ha dado directriz alguna desde los distritos para hacerlo. Pero sí se está alerta para que no haya enfrentamientos entre uno y otro bando", ha indicado.

"Ese tema debería ser abordado en una Junta Local de Seguridad, y la última que se convocó fue para tratar cuestiones relacionadas con el incivismo y los narcopisos. Si no se reúnen Generalitat de Cataluña y el Ejecutivo local para trazar la nueva hoja de ruta con este fenómeno, es dudoso que cambien las instrucciones a los agentes. Así que de momento no se interviene", ha remachado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información