Menú Buscar
Oriol Junqueras (c), vicepresidente económico del Govern, en una comparecencia la jornada del referéndum del 1-O / EFE

Junqueras apuesta por el referéndum pactado y descarta “atajos” hacia la independencia

El exvicepresidente del Govern, desde Lledoners, declara: “Para avanzar hay que admitir dónde estamos y no dónde nos gustaría estar”

10.09.2018 16:04 h. Actualizado: 10.09.2018 16:05 h.
3 min

Oriol Junqueras, exvicepresidente del Govern, ha declarado que no ve “atajos” para conseguir la independencia de Cataluña sin que existe un referéndum acordado con el Gobierno. Desde la prisión de Lledoners donde se encuentra por su papel en la votación ilegal del 1-O el pasado año, ha hecho un llamamiento al soberanismo, al que pide que hable “claro”. Pues “hay que admitir dónde estamos y no dónde nos gustaría estar”.

El líder de ERC destaca que la “prioridad” que “siempre” ha defendido su partido para conseguir ser un estado independiente pasaba por pactar un referéndum con el Estado. “Así nos hubiera gustado el 1 de octubre”, declara y señala como culpable de que la realidad fuera distinta al Gobierno de Mariano Rajoy, que “no quiso sentarse en la mesa a hablar”.

“Sólo hay un camino”

En estos términos se ha expresado en una entrevista que ha visto la luz hoy, víspera de la Diada, y publicada por el canal de televisión pública catalán TV3. Junqueras asegura que “sólo hay un camino” a la independencia y que ésta pasa irremediablemente por un acuerdo con el Estado para materializar un referéndum legal.

La opinión del líder de ERC ante la actitud del equipo de Pedro Sánchez es positiva ya que ve la intención de diálogo propuesta por él como un “indicador de un cambio de voluntad”, aunque sigue defendiendo que necesita “concreciones” para que el fin último de este diálogo sea positivo.

Seducir para ganar

Junqueras ha señalado que una de las "debilidades" del secesionismo ha sido no aglutinar a más parte de la sociedad catalana y ha hecho hincapié en que hay que hacer "un esfuerzo de inclusividad", pues el independentismo debe "seducir para ganar".
Ha apostado por "construir una mayoría social más amplia que nos dé más fuerza para conseguir un estado independiente" y, descarta la idea de adelantar las elecciones en Cataluña, ya que el territorio "necesita estabilidad y unas instituciones fuertes".