Menú Buscar
Teresa Garcia-Milà y Emilio Ontiveros, en el Círculo de Economía / CG

Insurrección 'indepe' en el Círculo de Economía

El expresidente Montilla interviene para zanjar un debate y defender un nuevo modelo de financiación frente a los que creen que el secesionismo "ya está en otra cosa"

7 min

Debate en el Círculo de Economía. Sobre... financiación autonómica. Rigor y datos, propuestas y, también, discusión política. El Círculo de Economía organizó este martes una conversación entre la economista Teresa Garcia-Milà, miembro durante años de la junta del propio lobby empresarial, y el economista y fundador de Analistas Financieros, Emilio Ontiveros, todo bajo el impulso de la Asociación de Periodistas Europeos y la Fundación del Diario Madrid. ¿Un atrevimiento? El evento acabó provocando una discusión, educada y pulcra, que obligó al expresidente de la Generalitat José Montilla --en primera fila-- a pronunciarse de forma enérgica.

¿Por qué? Garcia-Milà debatió con Ontiveros sobre la necesidad de que las comunidades autónomas se “corresponsabilicen” de sus ingresos, además de sus gastos. Se habló de “solidaridad” y de cómo acompasar el mayor dinamismo económico de algunas comunidades con el principio de garantizar unos servicios similares a todos los ciudadanos, sin que importe el territorio donde viva. Y hubo diferencias, pero siempre con el espíritu de conseguir un nuevo modelo que pudiera lograr una cuadratura del círculo: bueno para Cataluña y eficaz y asumible por el resto de comunidades.

El expresidente de la Generalitat José Montilla en una imagen de archivo / EUROPA PRESS
El expresidente de la Generalitat José Montilla en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

La paradoja que señala Ontiveros

Fue Ontiveros quien cayó en la cuenta. “Si hablamos de financiación autonómica, en Barcelona, será porque se entiende que todavía podemos hacer cosas juntos, que es posible, y es algo que me satisface y por eso estoy aquí”, señaló el economista, natural de Ciudad Real, vecino de Madrid y abuelo de “dos nietas que hablan euskera”.

Sin embargo, el Círculo de Economía, que ha defendido todos estos años una “tercera vía” que pudiera mejorar el autogobierno de Cataluña y el modelo de financiación, ya no es suficiente para gran parte del independentismo. Y lo que se vivió en el Círculo es sintomático. La insurrección indepe creció por momentos, y obligó al expresidente José Montilla, presente en el acto, a tomar cartas en el asunto.

La mayoría 'indepe' en el Parlament

Fue Josep de Marfà, farmacéutico, economista e inversor, que estuvo relacionado con el impulso de una caja de ahorros independentista, quien cargó las tintas: “No entiendo muy bien cómo en pleno paseo de Gràcia (la sede del Círculo de Economía está en esa zona de Barcelona, en la calle Provença), ahora, se está hablando de financiación autonómica, con una mayoría independentista en el Parlament, ¿es que se quiere resolver el problema con un nuevo modelo de financiación?”.

Imagen de archivo del exconsejero de justicia de la Generalitat por CDC, Germà Gordó / EFE
Imagen de archivo del exconsejero de justicia de la Generalitat por CDC, Germà Gordó / EFE

Los murmullos no se hicieron esperar. Un empresario, justo al lado de Marfà, señalaba en voz baja que si, por lo menos, se hiciera como en Alemania, donde “se limita el déficit fiscal al 4% --un mantra independentista que no se ajusta a la realidad--, aún se podría hablar del tema. Y otros clamaban, en voz más alta, que el problema es Madrid, “un auténtico paraíso fiscal”.

El Estatut de 2006

Mezclando todos los debates, Marfà proseguía, asegurando que él, que se considera de “clase media-alta”, paga 145.000 euros por el Impuesto de Patrimonio, y que si se fuera a Madrid, “pagaría cero”. Y que de eso también se debía hablar.

El debate fue tomando más interés, porque hubo otra intervención de peso. Nada menos que Germà Gordó, exconsejero de Justicia en los gobiernos de Artur Mas, abundó en la misma línea. “Este debate, con todo el respeto del mundo, llega tarde, y no creo que ahora se pueda resolver el enorme problema en Cataluña con la financiación autonómica; ya se intentó con el Estatut de 2006 y resultó un fracaso, y ya vimos lo que pasó. Francamente, no me parece adecuado, por más elementos técnicos que se introduzcan y toda la buena voluntad”. Junto con más intervenciones sobre impuestos, los dos ponentes mantenían el tipo. Y Ontiveros repetía que él mismo ya había advertido sobre esa “paradoja”.

Montilla, ¿enojado?

Con un cierto acaloramiento, una atmósfera un tanto cargada, pero siempre en el más estricto tono british del Círculo de Economía, el expresidente Montilla se levantó y tomó el micrófono. “No pensaba intervenir, pero lo creo conveniente ahora. Si se habla de financiación autonómica, que lo veo necesario, es porque el actual modelo, de 2009, caducó en 2014, y la parte que debía sentarse en la mesa no lo ha querido hacer --los gobiernos independentistas de la Generalitat--. Así que será adecuado hacerlo cuando se pueda acometer. Me niego, por tanto, a considerar que es un debate surrealista, y me parece bien que se abogue por la corresponsabilidad fiscal”, zanjó el expresidente catalán, con tono serio y sin esconder su cabreo.

Amabilidad, buenas caras, pero posiciones distantes. El Círculo de Economía, que preside Javier Faus, ha apostado por el diálogo, pero los empresarios han comenzado a pedir más cosas, cuestiones tangibles. “Por algún camino debemos comenzar a trabajar, y la financiación puede ser determinante, aunque ahora se rechace”, señalaron fuentes del lobby empresarial. Un debate muy ilustrativo. En pleno paseo de Gràcia de Barcelona.