Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista aérea de la red viaria catalana en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

El Govern aprueba la ronda entre Sabadell y Terrassa y aparca el Cuarto Cinturón

La Consejería de Territorio deja fuera del nuevo Plan de Movilidad del Vallès la polémica conexión hasta Granollers, que se queda en fase de estudio

3 min

El Plan Específico de Movilidad del Vallès, que incluye los proyectos de infraestructuras ferroviarias y carreteras del Govern hasta 2026, ha quedado definitivamente aprobado. El documento, elaborado por la Consejería de Territorio que dirige Damià Calvet y ya publicado en el DOGC, prevé la construcción de una conexión entre las principales ciudades del Vallès Occidental, Sabadell y Terrassa.

Según ha detallado la Consejería a Crónica Global, este nuevo tramo se desdoblará a partir de la parte construida del Cuarto Cinturón que ya llega a Terrassa. Es decir, será una continuación diferente y que el Govern pretende desmarcar de este cinturón, por lo que oficialmente se le ha bautizado como “ronda norte de los sistemas urbanos de Terrassa y Sabadell”.

El Cuarto Cinturón, en estudio

La Generalitat no se posiciona, de hecho, sobre el polémico Cuarto Cinturón, ya que elude por ahora pronunciarse sobre la construcción de un nuevo tramo de la autovía B-40 para conectar Terrassa con Granollers. Según apuntan desde el Departamento, el proyecto se quedará de momento en fase de estudio, a la espera de los informes de continuidad que determinen si la infraestructura es necesaria.

Donde hay ya planes más concretos es en la tercera ronda de circunvalación de Barcelona, la B-30. Está prevista la ampliación de la capacidad del corredor AP-7/B-30, aunque no para aumentar el número de carriles sino para reforzar los enlaces de la autopista.

2.500 millones de inversión

Las propuestas incluidas en el nuevo plan recogen los proyectos de infraestructuras pendientes tanto de la Generalitat como del Estado y las administraciones locales. Unas obras que, de ejecutarse, supondrían una inversión de 2.500 millones de euros de aquí a 2026.

El plan no solo incluye proyectos para mejorar el tráfico de vehículos privados sino que contempla actuaciones para desarrollar el transporte público. En particular, se propone un nuevo tramo de la línea orbital ferroviaria entre Sabadell y Granollers, diez nuevas estaciones, más frecuencias para la R8, que está previsto prolongar hasta Sant Celoni y hasta Vilafranca del Penedès.