Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno, pergeñó el "decretazo" energético / EP

El Gobierno precisa que bares y restaurantes podrán estar a 25 grados

Moncloa aclara que las medidas de ahorro energético aprobadas el pasado lunes se aplicarán con flexibilidad ante las quejas de diversos colectivos, entre ellos restauradores y comerciantes

4 min

Los negocios relacionados con la hostelería, como bares y restaurantes, tendrán algo más de margen para regular la temperatura en el interior de sus instalaciones, hasta el entorno de los 25 grados, frente a los 27 que sitúa como mínimo el Real Decreto Ley de medidas de ahorro energético aprobado el pasado lunes por el Consejo de Ministros

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha encargado este viernes de matizar la nueva normativa ante la respuesta negativa que ha despertado en determinados colectivos, entre ellos comerciantes y restauradores, ante el hecho de que la limitación para el uso del aire acondicionado pudiera provocar una menor afluencia de clientes. 

Flexibilidad

En declaraciones a Onda Cero, Ribera se ha referido a las recomendaciones en materia de seguridad laboral, que hablan de ese límite de 25 grados, y ha matizado que el Gobierno aplicará con flexibilidad los principios generales recogidos en la nueva normativa, que también limita a 19 grados como máximo la temperatura de los locales públicos en invierno. 

La responsable de la política energética del Ejecutivo ha admitido que los puestos de trabajo con diversos y que lugares como una discoteca, una cocina, un gimnasio o una librería precisan de temperaturas diferentes. 

Medida para cumplirse

No obstante, Ribera ha aclarado que los comercios y establecimientos que decidan no aplicar el límite contemplado en la norma deberán justificar el motivo y que esa flexibilidad está incorporada en el decreto ley para proteger los derechos de la salud laboral de los trabajadores.

La ministra ha insistido además en que el Real Decreto de medidas de ahorro y eficiencia energética "está para cumplirse”, ante la reticencia mostrada por algunos presidentes autonómicos y alcaldes de diversos municipios, y que representa un "esfuerzo razonable y con respeto a las condiciones laborales que, en todo caso, se deben tener presentes", al tiempo que ha afirmado que el Gobierno no realizará modificaciones al respecto.

Contexto europeo

Ribera ha aprovechado su intervención para recordar que la adopción de las medidas de ahorro energético se enmarcan en un contexto complicado, como el que amenaza el suministro energético de Europa para esta invierno como consecuencia de posibles restricciones por parte de Rusia.

"Nos tenemos que concentrar en la manera de contribuir y ayudar a todos los vecinos europeos que tienen un otoño e invierno complicados", ha afirmado Ribera, quien ha definido a España como "un pueblo solidario".

A vueltas con la iluminación

La normativa también incluye otros preceptos, además de los relacionados con la temperatura, como son los que tienen que ver con la iluminación de locales comerciales y monumentos, que deberá suspenderse por lo general a partir de las 22 horas. 

Este aspecto también ha generado controversia, en especial entre responsables de diferentes Administraciones Públicas, que se han mostrado dispuestos a actuar contra el Real Decreto.