Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto oficial anterior / EP

La gestión de Colau ya es el tercer peor problema para los barceloneses

Inseguridad y tráfico preocupan más a los vecinos que la pandemia: la alcaldesa suspende por cuarta vez consecutiva en el Barómetro del ayuntamiento

5 min

La gestión de Ada Colau en Barcelona ya es la tercera mayor preocupación de los vecinos de la Ciudad Condal. A su vez, la inseguridad ciudadana y los problemas de circulación y tráfico inquietan más a los residentes más que el virus y sus consecuencias. En este contexto, la primera edil vuelve a suspender por cuarta vez consecutiva. 

Son datos que emanan del Barómetro municipal del primer semestre de 2021, encuesta que el ayuntamiento realizó en junio y que ha presentado hoy. El sondeo aflora una nueva realidad: la gestión municipal es ya el tercer principal problema para los ciudadanos de la segunda mayor urbe española, con un 8,4% de respuestas. Mientras, el crimen (14%, primer quebradero de cabeza) y los problemas de tráfico (10,5%) inquietan más a los residentes que el paro o los efectos económicos de la pandemia.

Esconde la movilidad

De este modo, la criminalidad y los problemas de tráfico en Barcelona vuelven a batir a la pandemia y sus efectos como primeras dificultades para vivir en la capital catalana. Y eso que el ayuntamiento ha cambiado el método de preguntar, lo que ha provocado que las críticas a la movilidad se desdibujen. Pese a fraccionar las respuestas, la circulación y tráfico en la Ciudad Condal copan el 10,5% de respuestas. La polución, una de las prioridades del Ejecutivo local, recibe apenas un 3,7% de citas por parte de los encuestados. 

Principales preocupaciones de los barceloneses (Junio 2021)
Preocupación Porcentaje
Inseguridad ciudadana 14,0%
Movilidad (varias respuestas) 10,5%
Gestión política municipal 8,4%
Paro/Condiciones de trabajo 8,1%
Acceso a la vivienda 8,1%
Limpieza 6,5%
Problemas económicos 5,0%

La censura a la gestión municipal, tercer peor problema para los vecinos de Barcelona, responde según el edil de Presupuestos y Cultura, Jordi Martí, a una "incomodidad de los residentes" con la situación sanitaria y económica. El electo de BComú ha asegurado que el ayuntamiento actúa de "pararrayos" del enfado ciudadano con la pandemia, Ello, dice Martí, justifica el mal dato. 

Ada Colau suspende por cuarta vez

Sin embargo, el trabajo demoscópico concluye que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, suspende en su valoración popular por cuarta vez consecutiva en el Barómetro municipal. Recibe la munícipe una puntuación media del 4,7%, la misma que los líderes de Junts, Elsa Artadi, y del PSC, Jaume Collboni, primer teniente de alcalde y responsable del área económica. 

Los tres políticos quedan por detrás de Ernest Maragall, jefe de filas de ERC, que recibe una nota media el 5,5%. Se descalabran de forma importante Josep Bou, el polémico líder del PP, con un 3,2%; Luz Guilarte, dirigente municipal de Ciudadanos, que recibe una nota media del 2,8%; y Manuel Valls, concejal de BCN pel Canvi y ex primer ministro francés, que se queda en un 2,5%. 

La imagen va a peor

Aunque de forma más matizada que en diciembre de 2020, los barceloneses vuelven a manifestar una grave preocupación por la imagen de la Ciudad Condal. El 59,3% admite que su percepción de la urbe ha empeorado en el último año, mientras que el 24,6% la ve mejor y un 12,7%, igual. El futuro, no obstante, se presenta como prometedor para los ciudadanos, pues un 63,7% de los encuestados cree que la capital catalana mejorará. 

En el capítulo de la gestión municipal, tercer peor problema en Barcelona, el trabajo del equipo de Ada Colau provoca una fuerte división. El 39,2% suspende la gestión del Ejecutivo local, mientras que el 44% de los vecinos lo aprueba. Un 13,7% lo ve "normal o regular".