Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La campaña publicitaria de la Generalitat

La Generalitat esconde esteladas y lazos amarillos para buscar turistas de toda España

La campaña publicitaria del Govern de Torra elimina cualquier símbolo independentista, aunque están repartidos por toda la geografía catalana

3 min

¿Hubo alguna vez esteladas en todas las rotondas de los pueblos catalanes? ¿Se colgaron lazos amarillos en autopistas y las fachadas de los ayuntamientos? Si ocurrió, ahora ya no están. Es la campaña publicitaria de la Generalitat, que pretende atraer a turistas nacionales del resto de España, que ha escondido todos esos símbolos independentistas.

 

 

Campanña 'Una Catalunya sense llaços' / GENERALITAT DE CATALUNYA

El mensaje es el opuesto al que se ha defendido en los últimos años. Aunque el movimiento independentista ha señalado que se quería diferenciar entre el Estado –las instituciones del Estado —y la población española del resto de comunidades autónomas, lo cierto es que el distanciamiento ha sido grande desde el inicio del proceso soberanista con la Diada de 2012.

Ahora todo es distinto. La necesidad de ‘salvar’ el verano, con turistas nacionales de toda España ha llevado a la Generalitat a cambiar el discurso: “Cataluña es mejor con vosotros”, es el lema de la campaña, que muestra el territorio como el “lugar en el que comenzar una amistad de verdad”, con “bosques donde descubrir que la felicidad es estar unidos”.

Una Cataluña "mejor con vosotros"

La defensa de la diversidad es el tema principal, con la voluntad de que los turistas descubran el paisaje catalán. “Cada paisaje es tan diferente como las personas que nos visitan”, se señala en el vídeo publicitario. “Personas que se abrazan y que sonríen, que saben que cada día sale el sol. Estos lugares os echan de menos. Por eso, cuando todo pase, estarán donde siempre, esperando que volváis, porque Cataluña es mejor con vosotros”.

Ni lazos, ni esteladas, ni reivindicaciones ahora para lograr un estado propio. No durante la campaña de verano. Cuando llegue la Diada, el 11 de septiembre, los dirigentes políticos ya decidirán qué peticiones formulan, pero ahora la necesidad es otra. Todo se ha esfumado en el vídeo de la campaña.