Menú Buscar
Gerardo Pisarello, segundo teniente de Alcalde de Barcelona, en una imagen de archivo / EFE

La 'espantada' de Pisarello suspende otra comisión en Barcelona

La marcha del segundo teniente de alcalde a un acto de Podemos en Madrid fuerza la cancelación de la sesión de trabajo de Presidencia

3 min

La espantada de Gerardo Pisarello ha obligado a suspender la segunda comisión consecutiva en el Ayuntamiento de Barcelona. La marcha del segundo teniente de alcalde a un acto convocado por Podemos contra los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha forzado a fulminar la sesión de trabajo de Presidencia.

La suspensión es la segunda en menos de 12 horas que cae en la corporación barcelonesa por culpa de la ausencia de su presidente. Pisarello está desaparecido desde ayer, cuando partió hacia la capital para asistir a un acto de su partido contra los "recortes al municipalismo".

"Extralimitación de la presidencia"

El concejal de Presidencia, Eloi Badia, ha recordado que Pisarello "está desarrollando las funciones de alcaldía y, por lo tanto, defendiendo los intereses de la ciudad". Bajo su punto de vista, "está plenamente justificada" su ausencia en la comisión.

El electo ha subrayado que la suspensión de la comisión "puede provocar daños a expedientes en curso del Ayuntamiento de Barcelona" y ha aseverado de que se trata de "una extralimitación o abuso de la presidencia" de la sesión de trabajo, ya que "no han incurrido motivos de fuerza mayor".

"Hoy se debatían puntos tan importantes como la limpieza de las dependencias municipales. Creemos que la oposición no era consciente de la decisión que ha tomado. De hecho, no había mayoría de ediles para tomar dicha decisión", ha manifestado el edil.

Al pleno

Cualquiera que fuere el motivo, la fuga del también exactivista obligará a iniciar un procedimiento anómalo: debatir y votar los puntos del orden del día en la junta de portavoces previa al Pleno municipal del próximo 26 de mayo sin haberlos debatido previamente.

Entre otros, la comisión del miércoles debía debatir, además del expediente de limpieza, una propuesta para estudiar el rescate de los tanatorios municipales de Barcelona --actualmente cedidos en concesión a Serveis Funeraris de Barcelona (SFB)--, otra de Ciudadanos sobre la elaboración de una auditoría de la mutua municipal Pamem o una pregunta del grupo Demòcrata sobre hurtos en la ciudad.

"Déficit democrático"

La imposibilidad de debatir todo ello ha soliviantado a la oposición. Preguntadas por la ausencia del teniente de alcalde, fuentes de los grupos municipales rivales de BComú han afeado al partido el "déficit democrático".

"La esencia del debate municipal es debatir. No se puede impedir o coartar ese debate ausentándose para acudir al acto del propio partido", han remachado las mismas voces.