Menú Buscar
Pere Aragonés (ERC) es el nuevo vicepresidente del Govern / EP

Esquerra dominará el nuevo Govern de Quim Torra

Los republicanos se responsabilizan de Economía, con Pere Aragonés, y de los departamentos sociales, con los mayores presupuestos

3 min

Quim Torra será el presidente de la Generalitat, un hombre de Puigdemont, pero quien dominará el nuevo gobierno catalán será Esquerra Republicana. El partido de Oriol Junqueras era consciente de que le llegaba su hora, de que en algún momento tendría un poder mayor, pero el excesivo tacticismo le llevó a presionar a Puigdemont, impidiendo que convocara elecciones. Ahora, a pesar de todo, tendrá el mayor peso, con el Departamento de Economía otra vez en sus manos, con Pere Aragonés, y con la mayoría de los departamentos sociales, que cuentan con grandes presupuestos.

Ese es un problema dentro de la batalla política que libran desde hace años el espacio de Convergència, ahora Junts per Catalunya, que integra al PDeCAT, con Esquerra Republicana. Ante la indefinición de Junts per Catalunya, un movimiento que lidera Puigdemont y que debe ahora decidir qué quiere ser, los republicanos mandarán en el Govern, aunque con algunas áreas clave en manos de los hombres y mujeres del expresidente.

Educación y Sanidad

Argonés será el consejero de Economía. Es un hombre de Junqueras, que, pese a su juventud, tiene una larga experiencia como diputado, y en la gestión, como secretario general de Economía desde 2015.

Pero Esquerra gestionará también Enseñanza, con Mònica Palacín, diputada por Barcelona; y Salud, que a falta de algún movimiento de última hora, recaerá en David Elvira, actual director del Servei Català de Salut.

Pese a Puigdemont

Otro de los departamentos clave, que deseaban los republicanos, es Trabajo, que dirigirá Mireia Mata, mientras que Justicia será responsabilidad de la hasta ahora diputada en el Congreso Ester Capella.

Con Junqueras en prisión, los republicanos quieren ahora iniciar una nueva etapa, con la idea de que es necesario ampliar la base social del independentismo. Y se ponen a ello, con Torra de presidente, y con Puigdemont con el deseo de seguir siendo imprescindible para todo el movimiento independentista. De momento.