Menú Buscar
La Consejería de Educación ha anunciado que la preinscripción comenzará el 11 de mayo / EFE

Las escuelas concertadas, en pie de guerra contra el decreto de Bargalló

Los centros exigen financiación pública para acoger a alumnos que no puedan asumir el coste de las cuotas

4 min

Alarma entre la escuela concertada por la falta de financiación para implementar el decreto de matriculación. Un decreto que el Departamento de Educación tiene previsto aprobar para que estos centros acojan también a alumnos de barrios y familias desfavorecidas. El problema es que, pese a estar de acuerdo con la medida que busca erradicar la segregación escolar, las cuentas de la Generalitat para el próximo año no contemplan una partida específica para sufragar las cuotas de escolarización.

"No podemos estar en desacuerdo con un proceso que implica acabar con la segregación escolar. Firmamos el pacto en contra, y sería absurdo no querer cumplirlo. La escuela cristiana está abierta a todo tipo de niños, independientemente de donde vengan", subraya Miquel Mateo, secretario general de la Fundació Escola Cristiana de Catalunya. Es más, señala que la consejería se ha negado "de manera sistemática" a publicar el coste de la plaza escolar. Estiman que la escolarización de un alumno en la pública cuesta a las arcas de la Generalitat unos 6.000 euros por curso, frente a los 2.000 de la concertada. Por ello preguntan quién va a afrontar la diferencia si las familias menos favorecidas se decantan por la última.

Preinscripción escolar

Esta no es la única objeción de la concertada contra el decreto del departamento que dirige Josep Bargalló, ya que otro de los puntos que establece es la asignación de plazas sin saber cuántas familias quieren matricular a sus hijos en los centros. Lo que, según señalan desde las patronales, coarta la libertad de los padres a decantarse por un colegio.

"El decreto de matriculación establece un cambio de paradigma hacia la concertada porque, a efectos prácticos, antes de que puedas inscribir a alumnos en un centro, ya te dicen el número de grupos que puedes ofertar. Antes se asignaban las plazas en función de la demanda, una vez finalizado el proceso de inscripción. Ahora pueden quedar plazas libres sin asignar, y las familias dejan de decidir dónde estudian sus hijos", lamenta Marcial Quintairos, vicepresidente de las asociaciones de familias (Fapel). Por este motivo, padres y maestros han presentado más de 121.000 firmas contra el decreto de Educación.

Acabar con la segregación

El decreto también establece la retirada del concierto para aquellos centros que segregan a los alumnos por sexo, aunque no afecta a las 400 escuelas cristianas que integran la fundación. Mateo subraya que las concertadas están dispuestas a acoger a niños de barrios y familias desfavorecidos, siempre y cuando el Govern financie la escolarización del alumno.

Desde la conselleria señalan que, tras recibir las firmas en contra de esta propuesta, por parte de las patronales de la escuela concertada, “en los próximos días estudiarán las alegaciones recibidas”, y tal y como ha manifestado el director general, el departamento está dispuesto a dialogar.