Menú Buscar
El augurio de las encuestas

Una encuesta sitúa a Cs como primera fuerza seguida por Podemos

El barómetro de Metroscopia augura el hundimiento de PP y PSOE, que juntos no llegarían a sumar el 50% de los votos

5 min

Vuelco en el panorama electoral español. Una nueva encuesta revela el hundimiento de los dos grandes partidos tradicionales en España, PP y PSOE. El sondeo augura una victoria de Ciudadanos en las elecciones generales con un 29,1% de los votos si se celebraran ahora, y un sorpasso en la izquierda que situaría a Podemos como segunda fuerza del país, con el 19,8% de los votos.

El barómetro de Metroscopia elaborado para el diario El País pronostica una bajada del PP hasta el 19,5%, un descalabro histórico. Por su parte, el PSOE quedaría en última posición entre los cuatro grandes partidos, con un 19%.

El mejor dato de Ciudadanos

Los resultados de la encuesta de Metroscopia, realizada entre el 7 y el 9 de mayo, está en linea con la tendencia electoral que marcan el resto de encuestas desde hace meses. Así, las mismas dejan patente que el bipartidismo se ha acabado; y que, además, las dos formaciones políticas que han gobernado España pueden perder el liderazgo político del país y verse relegadas a la tercera y cuarta posición.  

En este nuevo escenario Ciudadanos está llamado a ejercer un papel clave. Es el partido preferido de los españoles, y alcanza su mejor dato en una encuesta después de mantenerse como número uno por quinto mes consecutivo. Asimismo, los de Rivera ven como su máximo rival en este momento se sitúa a 9,3% puntos por debajo de su resultado. Traducido en escaños, este 29,1% de los votos supondría superar cómodamente los 110 escaños en el Congreso, lo que le daría posibilidades de formar Gobierno.

'Sorpasso' en la izquierda

Otra de las grandes sorpresas de este barómetro es el pronóstico de Unidos Podemos, que experimenta una subida de 1,5 puntos en el último mes. Ese dato confirma la tendencia alcista de los de Pablo Iglesias, que aun así siguen estando por debajo del 21,1% alcanzado en las elecciones de 2016.

El esperado sorpasso en la izquierda se debe, sobre todo, a la caída en picado que registra el PSOE en los últimos meses, un hecho similar a lo que ocurre en el terreno conservador. De confirmarse estos datos en unas elecciones, serían los peores resultados de la historia de los dos partidos con más años en el gobierno.

El hundimiento de los partidos tradicionales

Un dato que muestra con claridad la debacle de los partidos tradicionales es que la suma de Ciudadanos y Unidos Podemos supera con creces a la de PP y PSOE y se acerca al 50% del electorado. Los dos primeros alcanzan el 48,9%, mientras que los otros dos se quedan en el 38,5%. 

Una situación muy diferente a la que se produjo en las elecciones de junio de 2016, cuando la situación era la contraria: 34,2% frente al 55,7%. De hecho, ese dato fue uno de los argumentos de los dos grandes partidos para asegurar a sus votantes que la irrupción de la bautizada como nueva política no era tal, y que se había exagerado el crecimiento de Ciudadanos y Podemos.

Trasvase de votantes

Si bien el barómetro de Metroscopia muestra un progresivo trasvase de votos del PP a Ciudadanos, no ocurre lo mismo entre las formaciones de izquierda. Tan sólo el 3% de los que votaron al PSOE hace dos años se pasaría ahora a Podemos. Otro 10% se pasaría a Ciudadanos, mientras que la gran mayoría de votantes socialistas están desmovilizados y en la abstención, que subiría cinco puntos, hasta el 35%.

Otro dato importante es la fidelidad del voto. Podemos logra mantener a un 58% del electorado que le votó hace dos años, en cambio el PSOE retiene al 49% de los que le votaron. Un hecho que se repite en la derecha, donde Ciudadanos es capaz de mantener la fidelidad del 70% de sus electores, mientras que el PP apenas retiene el 42%.