Menú Buscar
Quim Torra, Elsa Artadi y Artur Mas, en una manifestación del independentismo en Madrid. Imagen del artículo '¡Que viene el tsunami!' / Efe

Elsa Artadi defiende a Tsunami Democràtic

La política postconvergente quita importancia a los daños económicos causados por la plataforma independentista, cuyas acciones considera "legítimas"

5 min

Elsa Artadi, concejala de Junts per Catalunya (JxCat) en el Ayuntamiento de Barcelona y ex portavoz de la Generalitat, ha expresado este miércoles su respaldo a los sabotajes, cortes de autopistas y acciones de protesta de la plataforma independentista Tsunami Democràtic de los últimos días en diversos puntos de la comunidad autónoma.

La política postconvergente ha apuntado, al ser preguntada sobre los daños económicos causados por este movimiento secesionista, que sus acciones son protestas legítimas que buscan "presionar al Gobierno de (Pedro) Sánchez y (Pablo) Iglesias" para que se sienten y dialoguen con los dirigentes de la Generalitat.

"Déficit fiscal"

Artadi ha quitado importancia a los graves perjuicios provocados por estas movilizaciones, indicando que "no es comparable con el déficit fiscal que sufre Cataluña cada año" (sic). Razón por la cual ha instado a quienes se preocupan por el impacto económico negativo de Tsunami Democràtic a que miren la imagen global de lo que, en su opinión, sucede, y se preste atención a otros temas que, a su juicio, también repercuten económicamente.

En los últimos días, esta plataforma independentista ha llegado a jactarse de los daños económicos causados por sus convocatorias, cifrándolas, en el caso del corte de la autopista AP7 en la frontera del lunes y el martes en 15 millones diarios. Previamente, tras la sentencia del Tribunal Supremo a los políticos presos del procés, promovió un asedio al aeropuerto de El Prat, cuyo coste se cifró en unos dos millones de euros.

Contra un Gobierno progresista

Aparte de amparar los sabotajes de Tsunami Democràtic, la dirigente de JxCat ha vuelto a cargar con dureza contra el preacuerdo para un Gobierno de coalición progresista alcanzado por los líderes del PSOE y Unidas Podemos (UP), Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. A su modo de ver, el acuerdo de izquierdas es negativo porque hace que UP "haya comprado el marco mental del 155".

Artadi, al igual que otros políticos y líderes nacionalistas, se ha mostrado preocupada por el punto nueve del pacto, que insta a solucionar los problemas de convivencia en Cataluña, algo que a su juicio no existe. A su modo de ver, el preacuerdo "da una imagen que nadie entiende", y ha pedido explicaciones al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

La política postconvergente, asimismo, ha insistido en que la postura de su partido, JxCat, es clara: no votarán a favor de la investidura de Sánchez.

Investigación judicial

Artadi, por otra parte, ha defendido la "normalidad" de que los grupos políticos influyan en el nombramiento de asesores en las instituciones. La dirigente ha considerado una "obviedad" que ella, la concejal y exconsellera Neus Munté y el presidente de PDeCat, David Bonvehí influyeron en que la Diputación de Barcelona designasen como asesora técnica del área de Innovación, Gobiernos Locales y Cohesión Territorial de la Diputación de Barcelona a la exteniente de alcalde del consistorio barcelonés Maite Fandos.

Fandos fue detenida el martes en el marco de una operación contra una presunta trauma fraudulenta en la concesión de subvenciones a fundaciones afines a la extinta CDC.

En el auto, el juez señala que la investigación ha puesto de relieve que Munté "habría influido" en cargos de la Diputación de Barcelona para que nombraran asesora a Maite Fandos, un papel que fue "consensuado" con Bonvehí y con Elsa Artadi.

"Claro que hemos influido, es nuestro trabajo formar los equipos y los asesores son cargos en los que ponemos a personas de confianza, como hacen el resto de grupos", ha dicho Artadi, apuntando que en el nombramiento de Fandos como asesora de la Diputación "no hay anomalía".