Menú Buscar
Carme Forcadell en el pleno que aceptó admitir a trámite el dictamen de la Comisión del Proceso Constituyente.

El Parlament vota el dictamen que prohibió el Tribunal Constitucional

JxSí y la CUP con la colaboración de la presidenta de la Cámara fuerzan la admisión en el orden del día del plan para la desconexión de España

Redacción
3 min

El pleno del Parlament votará este miércoles las conclusiones de la comisión de estudio que apuestan por impulsar un "proceso constituyente" en Cataluña después de que JxSí y la CUP lo hayan solicitado. Sometida a votación la inclusión o no del dictamen, los 72 diputados que suman los partridos de la iniciativa lo han apoyado, mientras que 52 se han opuesto; los de Catalunya Si Que Es Pot (CSQEP) han optado por no participar en la votación.

Las conclusiones sobre el proceso constituyente no estaban previstas en el orden del día, pero el reglamento del Parlament permite incluir nuevos puntos si dos grupos o una quinta parte de los diputados así lo pide.

Advertencia del TC

Los dos grupos independentistas han solicitado la votación pese a que el Tribunal Constitucional (TC) advirtió al Parlament de que la actividad de la comisión de estudio debía someterse al cumplimiento de las exigencias de la Constitución y no podría dirigirse a la "apertura de un proceso constituyente en Catalunya encaminado a la creación de la futura constitución catalana y del estado catalán independiente".

De hecho, la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, ha preguntado explícitamente a los portavoces de JxSí, Jordi Turull, y de la CUP, Anna Gabriel, si eran "conscientes" de la petición del TC y si pese a ello seguían manteniendo su petición.

Ambos han destacado que son conscientes del mandato del 27 de septiembre y de que hay una mayoría parlamentaria y democrática a favor de la independencia.

Forcadell ha respondido que el pleno del Parlament es "soberano" y ha aceptado incluir este punto en el orden del día, pese a que la Mesa no lo hizo en su última reunión.

Polémica por la admisión

Tanto el PP, como Ciudadanos, el PSC y CSQEP ha reclamado la no admisión de la propuesta por ser ilegal y no respetar ni la Constitución ni la interlocutoria del Tribunal Constitucional que advertía contra esta cuestión. Forcadell, que ha tenido un gran protagonismo como defensora de la iniciativa de los grupos independentistas, ha rechazado que sea responsabilidad de la Mesa incluir o no el debate propuesto por los independentistas. La tesis, como defiende JxSí, es que el Parlamento es soberano.

Joan Coscubiela, de CSQEP, ha insistido en que Forcadell leyera el informe de los servicios jurídicos de la Cámara sobre la votación del dictamen, a lo que ella se resistía, pero finalmente ha accedido. En él se recuerda al Parlament que será el responsable de todas sus decisiones, y que el Constitucional ha desaconsejado claramente.