Menú Buscar
Imagen de los efectivos del Ejército en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona / CG

El Govern vende la 'fake news' de que veta al Ejército en un hospital catalán

La Generalitat presume de que la UME no entra en Can Ruti: en realidad su tarea era limpiar los exteriores del centro sanitario

5 min

Fake news del Gobierno catalán con el Ejército. La Generalitat de Cataluña ha tratado de colocar hoy jueves, 26 de marzo, el mensaje de que vetaba a la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), popularmente conocido como Can Ruti. Es mentira. Los efectivos de las Fuerzas Armadas tenían como tarea desinfectar con hipoclorito el exterior del centro sanitario. Su entrada en las instalaciones no estaba prevista. Aún así, el independentistmo ha tratado de vender a sus medios que se "ha vetado" la entrada de los militares al hospital.

Medios del espectro independentista han publicado que la gerencia de Can Ruti, que depende del doctor Jordi Ara del Rey, director de la gerencia del Instituto Catalán de Sanidad (ICS) en el área metropolitana norte, vetaba al Ejército en un hospital público. Preguntada por la cuestión, la portavocía de la institución sanitaria de tercer nivel ha aclarado que los soldados profesionales venían a limpiar los exteriores. Cuando se han ofrecido a adecentar el interior, "se ha considerado que no era necesario para garantizar la higiene del mismo". Otras fuentes internas han explicado la misma versión que la dirección, mucho más edulcorada que el presunto "choque institucional" que ha vendido los medios secesionistas.

"Venían a limpiar los exteriores"

Según las voces médicas, los miembros de las Fuerzas Armadas venían a desinfectar los exteriores del complejo sanitario de tercer nivel, como vienen haciendo en los últimos días en puntos de Badalona por petición del alcalde, Álex Pastor (PSC). Ayer miércoles, por ejemplo, los efectivos rociaron el suelo del mercado de abastos, el centro cívico del barrio de La Salut y dependencias municipales de la tercera ciudad catalana en número de población. Fueron recibidos por aplausos por los vecinos.

En esta ocasión, el Ejército ha acudido hoy jueves con una pequeña dotación a Can Ruti. Su cometido era limpiar los exteriores del hospital de alta complejidad. ¿Tiene ello sentido? "Sí, porque el SARS-CoV-2 es especialmente infeccioso en las superficies". ¿Por qué no han entrado en el centro? "Porque no había comunicación con la gerencia. Venían a limpiar los exteriores. El interior no estaba en la ruta. De hecho, para desinfectar el interior el centro tiene que estar vacío. Y estos días esta a rebosar. No había planificación previa de desinfección con la solución de sodio", han insistido los médicos consultados. ¿Hubo veto? "Si algo hubo fue falta de comunicación. Falta de planificación. ¿Veto? No". De hecho, la propia dirección ha aclarado minutos después que están abiertos "a cualquier acción" de este tipo, "siempre con las autoridades sanitarias y conociendo los protocolos que se usarán".

Alcaldes y residencias sí lo quieren

El postureo del Govern con el Ejército, a quien el consejero catalán de Interior, Miquel Buch, desairó el miércoles, llega después de que diversos alcaldes catalanes sí requirieran la presencia de militares para ayudar en la lucha contra la expansión del SARS-CoV-2. Lo han pedido los primeros ediles de L'Hospitalet de Llobregat; Badalona; Sabadell; Barberà del Vallès y Sant Boi de Llobregat. Hoy se ha añadido a la lista el munícipe de Cerdanyola del Vallès. Todos ellos son electos de ciudades medianas y grandes del área metropolitana de Barcelona.

Asimismo, directores de residencias de ancianos de la autonomía también han pedido al Ejército que les asista. Lo hizo ayer el geriátrico Grusean de Barcelona, tal y como avanzó este medio, y también la gerencia de Santa Oliva de Olesa de Montserrat (Barcelona), donde ya han fallecido 12 ancianos por Covid-19. Los militares se han desplegado hoy jueves en esta institución, a la que investiga Fiscalía por la masiva muerte de los mayores.