Menú Buscar
La CUP llama a sus bases a proteger su sede ante una "concentración de ultraderecha"

La CUP presenta denuncia contra la "actuación mafiosa" de la Policía Nacional en su sede

Los antisistema afirman que el cerco policial se alargó "durante seis horas sin ningún tipo de explicación ni de justificación" y sin orden judicial

4 min

La CUP ha presentado una denuncia en el juzgado de guardia contra la Policía Nacional por el "intento de asalto" a su sede central de la calle Casp de Barcelona el pasado 20 de septiembre. Los antisistema califican de "actuación mafiosa" la intervención de este cuerpo policial, que tuvo lugar el mismo día en que se produjeron las detenciones de altos cargos de la Generalitat por la organización del referéndum.

Según consta en la denuncia, el 20 de septiembre 2017 "hacia las 13,30 aparecieron una docena de agentes de paisano del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en la sede de la CUP en la calle Casp 180 de Barcelona que en primer lugar procedieron a la requisa de material de propaganda relativa al referéndum que varios militantes de la CUP estaban cargando en ese momento en un vehículo parado delante de la sede. En esta incautación no se entregó ningún acta a las personas afectadas. Esta omisión contraviene la práctica habitual y las disposiciones más elementales de cualquier procedimiento por parte de un cuerpo policial, lo que no sólo impide dejar constancia del detalle del material efectivamente decomisado, sino que imposibilidad tener ninguna referencia de cuál es el expediente en el marco se ha practicado la intervención". 

Rápida respuesta

Esta patrulla inicial "intentó acceder al local de la CUP", donde trabajadoras y militantes les exigieron la exhibición de una orden judicial y del motivo de la entrada en el local. "Ni en ese momento ni en ninguna otra a lo largo de la tarde fue exhibida orden judicial por parte de los miembros del CNP", aseguran los antisistema.

"Ante la rápida respuesta generada a partir de la militancia y otra gente cercana, por parte del CNP se produjo un desplazamiento de sus agentes hacia el lateral y se esperó la llegada de los equipos de orden público (antidisturbios) del mismo CNP que recibió apoyo del cuerpo de Mossos (CME) estrictamente en términos de tráfico y de seguridad ciudadana. Este dispositivo del CNP se prolongó entre las 14h y las 20h con un doble dispositivo en la misma calle Casp a ambos lados de la manzana donde está la sede de la CUP construyendo un cordón en la calle Cerdeña y otro en calle Marina".

"Derechos civiles"

La actuación policial descrita "compromete el sistema de derechos civiles vigente" porque "supone ataque a la libertad política cuando se quiere acceder a un local de una organización política con o sin orden judicial por parte de un cuerpo policial, las organizaciones políticas son actores especialmente blindados en un sistema democrático". Denuncian "un ataque al conjunto de su militancia cuando el cerco policial se alarga durante seis horas sin ningún tipo de explicación ni de justificación". Añaden que "es una actuación más propia de organización mafiosa que de un organismo público como es la policía en una sociedad democrática".