Menú Buscar
Imagen del coche que ha embestido las cruces amarillas de Vic / 324

Las cinco broncas callejeras por las cruces amarillas en Cataluña

Los polémicos 'cementerios' independentistas han generado peleas, incidentes y protestas en Llafranc, Canet de Mar, Mataró, Pals y Vic

22.07.2018 18:12 h.
3 min

Las cinco peleas por las cruces amarillas en Cataluña. Los polémicos cementerios independentistas han generado reyertas e incidentes en Llafranc y Pals (Girona), Canet de Mar, Mataró y Vic (Barcelona), población donde hoy un vehículo ha arrasado la protesta.

En apenas dos meses, ya son cinco los episodios de rifirrafes entre secesionistas y vecinos y bañistas que discrepan de las polémicas performances con cruces amarillas. La primera de ella se produjo en Llafranc a finales de mayo. Una plantada de cruces y banderas esteladas o proindependencia en una parte de la playa del municipio provocó una pelea entre vecinos y veraneantes. Los hechos no fueron a más, pero azuzaron el debate sobre el uso de los arenales.

Canet, el detonante

Más grave fue lo que ocurrió en Canet de Mar, en Barcelona, el lunes 21 de mayo. Un grupo de independentistas se enfrentó a un puñado de personas que entró en la playa del municipio a retirar la invasión de cruces amarillas.

La trifulca acabó con golpes por ambas partes, una persona herida y sin detenidos. La alcaldesa de Canet de Mar, Blanca Arbell (ERC), tildó a los vecinos contrarios a las cruces de "paramilitares" y anunció que estudiaría interponer una querella. Días después, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, fue acosada en la misma localidad costera, y la munícipe justificó los hechos.

El Gobierno catalán poner orden

Tras ello, el Gobierno catalán tuvo que salir a poner orden para acabar con las ocupaciones del espacio público con decenas o incluso miles de cruces amarillas. Advirtió a los independentistas de que este tipo de protesta requería de un permiso administrativo. Ello no fue óbice para que se repitiera una acción similar, esta vez con toallas amarillas y con una procesión por el municipio, en Mataró (Barcelona), el mismo fin de semana.

Tampoco impidió que el autodenominado Comité de Defensa de la República de Pals (Girona) plantara sus cruces en el arenal del destino turístico el 10 de junio. Las protestas de los vecinos obligaron a retirarlas. Finalmente, hoy, domingo 22 de julio, un coche ha embestido parte de las 2.500 cruces amarillas que los secesionistas habían colocado en la plaza mayor de Vic (Barcelona), el último incidente de un verano caliente por la omnipresencia de este símbolo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información