Menú Buscar
Imagen de la avenida Meridiana de Barcelona cortada por 27ª noche consecutiva / TWITTER

Los independentistas cortan la Meridiana por 28ª noche consecutiva

Los secesionistas encienden hogueras en la arteria de entrada a Barcelona y anuncian que seguirán allí el recuento del 10N sin que la policía les desaloje

3 min

Un grupo de independentistas ha vuelto a cortar la avenida Meridiana de Barcelona. Los secesionistas han prendido hogueras sobre el asfalto de esta vía de entrada a la ciudad condal. La interrupción de tráfico llega por 28ª noche consecutiva, sin que la fuerza pública desaloje a los nacionalistas radicales.

Algunos activistas radicales han presumido de que "estamos aquí un día más pese a las elecciones generales". Los separatistas han irrumpido en la vía tras celebrar una asamblea a las 20:45 horas. Tras ello se han colocado sobre los carriles rodados y, como cada noche, han impedido la entrada y salida de vehículos. Lo que es más: los antisistema han prometido "hacer el seguimiento de los resultados" de los comicios generales sobre el asfalto, impidiendo el tráfico de entrada a la capital catalana, ya que muchos vecinos regresan a la urbe tras un fin de semana fuera de la misma.

Hogueras sobre el asfalto

Para protegerse de la policía y del escaso frío de la noche barcelonesa --el mercurio marca 11 grados en la capital catalana-- los independentistas radicales han encendido pequeñas hogueras sobre el asfalto. Para ello han utilizado cartones, maderas e incluso material electoral.

Participan en el corte pocos centenares de personas, que han mostrado pancartas relativas a las 28 noches que llevan interrumpiendo el tráfico en esta vía rodada y esteladas o banderas independentistas. Hasta el momento no se han producido incidentes con la policía o los conductores, a quien la Guardia Urbana está desviando por otras calles para evitar el bloqueo.

Solo dos protestas en marcha

El corte de la avenida Meridiana es solo una de las dos protestas continuas que mantienen los independentistas en Barcelona. La otra es la acampada estudiantil situada en la plaza Universidad, que sufrió una escisión el sábado entre acusaciones de robo y electoralismo. Se marcharon del campamento urbano las juventudes de ERC y la CUP.

Comerciantes y restauradores han insistido en que las continuas protestas en la ciudad impactan sobre su recaudación y reservas. Los propietarios de negocios esgrimen que las movilizaciones transmiten "falta de normalidad", lo que redunda en una caída general del consumo.