Menú Buscar
La decana del Colegio de Abogados de Barcelona, Maria Eugènia Gay, junto a Jordi Pina (i), uno de los abogados defensores en el juicio del 1-O, y Jesús Sánchez García (d), miembro de la junta de gobierno / CG

El Colegio de Abogados se defiende de las acusaciones de apoyo al soberanismo

La entidad mantiene la invitación a Artur Mas a pesar del rechazo de dos asociaciones de letrados, que han convocado una concentración este viernes y denuncian pagos a Òmnium

7 min

La invitación de Artur Mas a un desayuno solidario del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) ha levantado fuertes protestas por parte de dos colectivos de letrados contrarios a agasajar a un condenado por desobediencia. El acto, según fuentes del ICAB, se mantiene, a pesar de la concentración convocada por los opositores ante la sede de la organización colegial situada en la confluencia de las calles Mallorca y Roger de Llúria.

“El ICAB es la sede de la máxima expresión de la democracia desde tiempos inmemorables y no entiende la censura desde ningún vertiente”, aseguran a Crónica Global esas fuentes. La polémica ha ido acompañada de reproches al supuesto sesgo ideológico del equipo de gobierno de la decana Eugènia Gay, donde la presencia del abogado de los procesados por el 1-O, Jordi Pina, levanta suspicacias. También ha generado controversia los pagos anuales que el colegio realiza a la entidad independentista Òmnium Cultural, según consta en las actas de la Junta de Gobierno celebrada este año a las que ha tenido acceso este medio.

artur mas tribunal.cuentas

Artur Mas y los ex altos cargos condenados por el Tribunal de Cuentas por la consulta del 9N

La entidad colegial defiende la “pluralidad ideológica” lo que, a su juicio, “implica la libertad de expresión desde el sentido más amplio de la palabra”. Bajo esta premisa, dicen, nacieron los desayunos solidarios con personalidades de todos los ámbitos --empresarial, jurídico, político— con la finalidad de “recaudar fondos solidarios para fundaciones que lo necesiten”. En esta ocasión, la entidad elegida ha sido la Fundació Degà Ignasi de Gispert, destinada a apoyar los abogados y abogadas con dificultades económicas.

Garrigues y Zapatero entre los invitados de ediciones anteriores

Entre los invitados que han precedido a Mas figuran Antonio Garrigues y José Luis Rodríguez Zapatero. Las mismas fuentes indican que el escrito por los abogados contrarios a la asistencia de Mas “no representa la globalidad del colegio, quien tiene actualmente casi 25.000 colegiados”. Y aseguran que “la casa de la abogacía dará cabida a todas las opiniones con el único requisito del respeto y la tolerancia”.

El ICAB viene invitando a todos los representantes políticos del arco parlamentario en períodos electorales, “hecho que en ningún caso ha generado ningún conflicto”.

El desayuno, por tanto, se mantiene. Y también la polémica porque a la primera carta enviada por un centenar de abogados, contrarios a la presencia de un condenado por desobediencia a las leyes y la Constitución, se une la Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno en Cataluña (Altodo Cataluña), presidida por Vanessa González, muy critica con el “soberanismo” que, a su juicio, promueve el ICAB. En concreto, denuncian las ayudas que concede el Colegio a Òmnium, 300 euros, así como los espacios alquilados a la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Colectivo Praga o Plataforma per la Llengua. También han celebrado actos en el colegio PSC y Tercera Via.

Las actas de la Junta de Gobierno

Este medio ha tenido acceso a las actas de la Junta de Gobierno reunida en abril de 2018 en la que se debatió la liquidación del presupuesto de 2017. En las mismas aparecen los pagos a Òmnium que, según portavoces del ICAB, se vienen efectuando desde hace muchos años con la finalidad de fomentar la lengua y la cultura catalanas. Otras entidades también son subvencionadas por el colegio, como la Fundació Lluita contra la Sida (300 euros), Taula per la Infància i l’Adolescència a Catalunya (400 euros), Consell Català del Moviment Europeu (210 euros) y Fundació Congrés de Cultura Catalana (5.000 euros), entre otras asociaciones de abogados nacionales e internacionales.

La presencia de Jordi Pina, conocido penalista que defiende a los procesados del 1-O --Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull--, en el equipo de gobierno de la decana Eugènia Gay, ha levantado suspicacias entre los sectores de abogados que rechazan cualquier tipo de concesión al soberanismo.

"No nos dejan hablar del turno de oficio"

“Creo indigno y aberrante –asegura la abogada Vanessa González en un escrito publicado por este medio-- que mi colegio de abogados se dedique a invitar a políticos condenados y procesados, como si fuesen superhéroes y que además como en el caso de Artur Mas, es uno de los principales líderes responsables de la situación de caos e inestabilidad política que vive Cataluña. Me indigna mucho más cuando la decana del ICAB, Eugènia Gay, pretende vender tan aberrante e indigno acto de Solidaridad, especialmente teniendo en cuenta que a la asociación que represento no se nos deja utilizar el ICAB para hablar del turno de oficio”.

Por su parte, la carta encabezada por Ramón de Veciana, presidente de la asociación de Abogados Catalanes por la Constitución, en representación del centenar de letrados que la firman, denuncia que Artur Mas “ha sido condenado por un delito de desobediencia, está inhabilitado para cargo público y está siendo enjuiciada su responsabilidad contable por el uso indebido de fondos públicos”, por la organización de la consulta del 9N.