Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (c), a la salida del pleno del 10 de abril en que la oposición tumbó su 'multiconsulta' / METRÓPOLI ABIERTA

Colau también tropieza en la comisión que intenta salvar su multiconsulta

Los miembros de la entidad del ayuntamiento que se creó para avalar los procesos participativos incumplen las bases de su propio reglamento

4 min

El equipo de gobierno de Barcelona intenta salvar su proyecto estrella del mandato, la celebración de la multiconsulta, mediante una comisión municipal que avala el argumento esgrimido por los colaboradores de la alcaldesa, Ada Colau, para evitar que decaiga definitivamente: que algunos votos de la oposición en el pleno de abril no tenían validez jurídica. Pero también ha tropezado en la puesta en marcha de esta entidad municipal que ha resuelto a favor de los intereses del BComú en tiempo récord.

Tal y como apuntan fuentes de la oposición, el problema es que las personas elegidas para formar parte de esa Comisión de Amparo de los procesos participativos no cumplen con el propio reglamento que la ciudad se dotó para gestionarlos.

Miembros de la función pública

Unas directrices que dejan claro que los participantes “no pueden tener condición de electos del ayuntamiento, del Parlament de Cataluña, de las Cortes Generales ni del Parlamento Europeo, ni tampoco pueden ser funcionarios o funcionarios eventuales ni cargos directivos municipales”, sin estipular de qué consistorio.

Detalle que se considera clave en el caso actual y que implicaría que se quedara al margen de la comisión Teresa Puig, jefa de participación ciudadana en Badalona desde 2011 a 2016, directora del área de servicios de las personas del Ayuntamiento de Rubí y que actualmente ha regresado al consistorio de Badalona, en el gabinete de planificación estratégica.

Conflictos de intereses

La norma municipal también deja claro que las personas responsables de salvaguardar los principios de participación ciudadana “no debe reunir ninguna otra condición que pueda crear ningún conflicto de intereses respecto a su condición de miembro de la Comisión de Amparo”. Cuestión que se pone en duda con el resto de los miembros del organismo.

Cabe tener en cuenta que forman parte de la entidad incluso el presidente de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Cataluña (Confavc), Jordi Giró, una de las entidades que han promovido la pregunta de la multiconsulta fallida relacionada con la municipalización del servicio del agua, Aigua és Vida. No es el único con una proximidad más que acreditada con el equipo de Colau. David Bondia fue el candidato de BComú a Síndic de Greuges.

Creación ‘ad hoc’

Además, se critica la pertinente creación de esta comisión el pasado 5 de abril, cuando ya se habían mantenido las primeras reuniones de portavoces en las que el gobierno veía con pesimismo el final del proyecto estrella del mandato. Fue cinco días antes de que el pleno tumbase por mayoría aplastante la celebración de la multiconsulta.

Se recuerda que a lo largo del mandato se habían iniciado una veintena de iniciativas menores enmarcadas en la promoción de la participación ciudadana. “¿Acaso no requerían del amparo?”, critica la oposición municipal.

Por todo ello, consideran que el dictamen que han emitido sobre sus votos va incluso más allá de no ser vinculante. Consideran que ni siquiera tienen credibilidad.