Así 'riega' Colau con dinero público a sus asociaciones 'amigas'

El Ayuntamiento de Barcelona aumenta un 45% en dos años las subvenciones al DESC, Enginyeria Sense Fronteres y la FAVB, estrechamente vinculados a la alcaldesa o a su equipo

Así riega Colau con dinero público a sus asociaciones 'amigas'
14.03.2018 00:00 h.
5 min

Tres asociaciones próximas a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o a su entorno han visto cómo durante su mandato al frente del ayuntamiento han mejorado sustancialmente el montante de las subvenciones que reciben procedentes de las arcas municipales. Estas ONG o entidades son el Observatori DESC, la Associació Catalana d’Enginyeria Sense Fronteres y la Federació d'Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona (FAVB).

En conjunto, las tres organizaciones han pasado de recibir 603.604 euros en 2015 en ayudas de diferentes departamentos del Ayuntamiento de Barcelona, a obtener 878.416 euros en 2017, lo que supone un incremento del 45,53% durante la etapa Colau. En total, desde la primavera de 2015 --cuando Barcelona en Comú se hizo con la alcaldía-- hasta finales del año pasado, estas tres entidades han sido agraciadas con algo más de dos millones de euros (en concreto, 2.128.217 euros).

Aumento del 78% en las ayudas al DESC

El DESC obtuvo 150.000 euros en subvenciones del Ayuntamiento de Barcelona durante 2015 (30.000 de ellos, tras la toma de posesión de Colau). En 2016, la cifra de ayudas públicas municipales ascendió a 254.777 euros. Y en 2017, cosecharon 267.016 euros. Así, el aumento durante la etapa Colau ha sido del 78%, y la cifra total acumulada asciende a 551.793 euros.

El Observatori DESC se define como una plataforma de entidades y personas creada en 1998 para la defensa de los derechos fundamentales de las personas, entre los que destacan el derecho a la libertad de expresión, a la vivienda, al trabajo, a la educación, a la salud y a la alimentación. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), de la que Colau fue fundadora y portavoz hasta unos meses antes de acceder al ayuntamiento, está integrada en el DESC. En esa época, Colau estuvo a sueldo del observatorio. De hecho, varios dirigentes municipales tienen un pasado vinculado a ambas entidades. Es el caso de los tenientes de alcalde Gerardo Pisarello y Jaume Asens; de la concejal Gala Pin; de la jefa de la Concejalía de Vivienda, Vanesa Valiño --pareja sentimental de Pisarello--; de la jefa de comunicación del ayuntamiento, Águeda Bañón; de la responsable de comunicación de la alcaldía, Sílvia González Laa, y del asesor del gabinete de la alcaldía, Carlos Macías, entre otros.

Enginyeria Sense Fronteres mejora un 59%

Por su parte, Enginyeria Sense Fronteres pasó de recibir 241.437 euros en ayudas del Ayuntamiento de Barcelona en 2015 (la mayoría tras la llegada de Colau), a 321.920 euros en 2016 y 385.175 euros en 2017. Esto supone un incremento del 59,53% en dos ejercicios, y unas subvenciones totales amasadas durante la etapa Colau que se aproximan al millón de euros (concretamente 918.532 euros).

Enginyeria Sense Fronteres trabaja para “garantizar el acceso universal a los servicios básicos, acompañando el cambio social y el fortalecimiento de las poblaciones, respetando siempre las características culturales y técnicas”. También pretende “construir una sociedad mundial justa y solidaria y para poner la tecnología al servicio del desarrollo humano”. Esta asociación forma parte de la plataforma Aigua és vida, que fue impulsada por el concejal Eloi Badia, quien también fue portavoz de esta entidad.

Más de 650.000 euros para la FAVB

Finalmente, la FAVB recibió 212.167 euros en subvenciones del Ayuntamiento de Barcelona en 2015; 249.500 en 2016, y 226.225 en 2017. Así, y a falta de la publicación de las ayudas concedidas por el consistorio en el cuarto trimestre del año pasado, la FAVB logró un aumento del 6,63%. Y durante la etapa Colau sumó 657.892 euros en subvenciones.

La Federació d'Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona es una de las promotoras de una de las iniciativas de la multiconsulta que cuenta con el aval de la alcaldesa. En concreto, la que propone la remunicipalización de la gestión del agua en la ciudad. La FAVB, a su vez, está integrada en la Aliança contra la pobresa energètica, una plataforma que también fue impulsada por Eloi Badia, y en la que estuvo integrada su pareja, Tatiana Guerrero, que es jefa de dirección de la alcaldía. Además, proceden de la FAVB otros dirigentes municipales como la concejal Mercedes Vidal, el asesor municipal Jordi Bonet y el consejero de distrito Marc Andreu.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información