Menú Buscar
Pleno de investidura de Carles Puigdemont, presidido por Carme Forcadell.

Cataluña tarda 40 años en regular las "puertas giratorias"

La imposibilidad de pactar una ley electoral obliga a elaborar una "ley parche" sobre el régimen de incompatibilidades de los diputados

María Jesús Cañizares
3 min

Cataluña es la única comunidad autónoma que no tiene una ley electoral propia. Y no hay visos de que, a medio plazo, vaya a tenerla debido a los intereses partidistas de los grupos.

De ahí que el Parlamento catalán regule por tramos aspectos que deberían estar contemplados en esa ley, como es el caso del régimen de inelegibilidad y de incompatibilidades, y de los conflictos de intereses de los diputados de la Cámara catalana.

Batiburrillo de leyes

El Parlament ha dado luz verde a tramitar una proposición de ley, presentada por el PSC, que pretende reunificar el batiburrillo de leyes que actualmente abordan la cuestión. Se trata de un primer paso hacia la regulación de las denominadas "puertas giratorias" --como se llama popularmente al fichaje de exaltos cargos públicos por parte de empresas con las que han tenido relación durante su mandato--. Un primer paso pequeño, admiten los grupos, y que se hace mediante una “ley parche” --según palabras del portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa--, pues la propia exposición de motivos del texto admite que hay importantes aspectos de la misma que deberían ser regulados mediante una ley electoral.

La resistencia de JpS y PP

Esta es la excusa que Junts pel Sí y el PP habían dado para presentar una enmienda a la totalidad, que finalmente retiraron. El propio diputado socialista, Ferran Pedret, que presentó la iniciativa, reconoció que la misma llega al pleno del Parlament 37 años después del Estatut de Sau, mientras que los diputados de la CUP y Catalunya Sí Que Es pot, Anna Gabriel y Joan Coscubiela, consideran que se queda corta y que es necesario avanzar en la prevención de esas “puertas giratorias”, como una de las formas de evitar casos de corrupción. Los socialistas se han comprometido a abordar esa práctica en la correspondiente ponencia parlamentaria.

La proposición de ley tiene dos finalidades: agrupar toda la normativa dispersa en materia de incompatibilidad e inelegibilidad de los parlamentarios catalanes, y tener una ley propia catalana en relación a esta materia.

Relación de cargos

Así, se prohíbe compatibilizar los cargos de diputado y senador, como es el caso de Xavier García Albiol, líder del PP. El texto incluye una relación de cargos que no pueden ejercer de diputados, como por ejemplo los magistrados, altos cargos de la Generalitat, presidentes y directivos de las empresas públicas de la administración catalana, militares, policías o altos cargos de instituciones europeas, por ejemplo.

Entre las causas de incompatibilidad figuran ser diputado del Congreso, senador o eurodiputado, tener un cargo en empresas públicas, de crédito o asesguradoras.