Menú Buscar
Fèlix Millet, expresidente de la fundación Orfeó Català-Palau de la Música, a su llegada a la Audiencia de Barcelona, en una imagen de archivo / EFE

Félix Millet condenado a nueve años de cárcel y Jordi Montull a otros siete

La Audiencia de Barcelona ha resuelto tras casi una década del descubrimiento del expolio del 'caso Palau'

15.01.2018 10:34 h.
8 min

El tribunal de la sección 10 de la Audiencia Provincial de Barcelona ha condenado este lunes a nueve años y ocho meses de cárcel al autor confeso al saqueo al Palau de la Música, Fèlix Millet. Su mano derecha, Jordi Muntull, también deberá entrar en prisión. En su caso, ha sido condenado a siete años y seis meses en un fallo que se ha dado a conocer a las 10.30 horas de la mañana. El fiscal había solicitado 14 años para el primero y ocho para el segundo.

El tribunal afirma que ambos "pusieron en práctica una estrategia encaminada a disponer, ilícitamente, de cuantiosos fondos de la asociación, la fundación y el consorcio [los tres entes que había en la institución cultural], para aplicarlos, bien a gastos particulares de ellos o sus familias, bien a fines desconocidos, pero en todo caso ajenos por completo a los fines e intereses propios”. Todo ello, con la "indispensable contribución de Gemma Montull". Más de un millón de euros fueron a parar a obras de sus domicilios particulares y los "ostentosos enlaces" de las hijas de Millet costaron al Palau 164.269’93 euros.

La Audiencia afirma que en tan sólo en las "disposiciones de fondos en efectivo" entre 2008 y 2009 se saquearon más de 23 millones de euros de la institución cultural. 

Delitos que se les imputan

A Millet se le imputan los delitos continuados de malversación; apropiación indebida; falsificación en documento mercantil cometido por un funcionario público; tráfico y falsedad contable; tráfico de influencias; blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública. Le reconoce “atenuantes de confesión, disminución del daño y dilación extraordinaria e indebida en la tramitación del procedimiento".

A Montull se le imputan el de malversación de caudales públicos; falsedad en documento mercantil cometido por un funcionario público; falsedad contable; tráfico de influencias; blanqueo de capitales; y un delito contra la Hacienda Pública. También se le aplica el ateuante por haber confesado y por el retraso excesivo en iniciar el procedimiento. 

Multas a Millet y Montull

Por todo ello, las sanciones a los saqueadores y sus familias ascienden a los 38,2 millones. Millet deberá pagar una multa de 4,12 millones por haber lavado dinero a través de la institución cultural, y otros 1,18 millones por haber defraudado a la Hacienda Pública. Montull se le condena a una multa de 2,990 millones

Ambos deberán de forma solidaria otros 3,54 millones al consorcio público que rige la institución --Ministerio de Cultura, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona--; y 6,29 millones a la Fundación Privada Orfeó Català.

La Asociación Orfeó Català recibirá 6,12 millones de los que eran los mandamases del Palau de la Música. Millet y Montull deberán abonar otros 1,49 millones por la operación de compra-venta del local de la calle de Sant Pere Més Alt que querían transformar en un hotel. 

Viajes particulares

La condena económica a los dos saqueadores confesos va más allá. Deberán abonar otros 192.766,53 euros a la fundación privada Orfeó Català o a la asociación del Palau de la Música en concepto de “gastos de viajes particulares” que fueron a cargo de la institución.

Otros 6,02 millones que se sustrajeron “mediante la presentación de cheques al portador o reintegros en efectivo” sin justificar. Finalmente, deberán abonar 128.155,26 euros más intereses a Hacienda por pagos de impuestos atrasados.

Junto al asesor fiscal Edmundo Quintana Giménez deberán devengar otros 549.749,31 euros más intereses a la Agencia Tributaria por esconder al fisco impuestos. 

Condena a Gemma Montull

Gemma Montull Mir ha sido condenada a cuatro años, seis meses y 22 días de cárcel por un “delito continuado de malversación de fondos públicos y apropiación indebida”. La Audiencia de Barcelona da por probado que fue responsable de un “delito continuado de falsedad documental mercantil realizado por funcionario público” y de un “delito por falsedad contable; delito continuado de tráfico de influencias y delitos de blanqueo de capitales”.

Además, le impone una multa de 2,66 millones de euros. Cabe tener en cuenta que su padre había llegado a un pacto con la fiscalía que no había sido ratificado por el resto de las partes. Él daba detalles sobre el expolio al Palau de la Música y las penas sobre su hija eran menores. 

Familia Millet

A las esposas de ambos y a una de las hijas de Fèlix Millet se les acusa de "partícipes a título lucrativo" del saqueo. Por ello, deberán hacer frente a la "responsabilidad civil directa". 

Hecho que se traduce en que Marta Vallès Guarro, esposa de Millet, deberá pagar 2,62 millones. Su hija Laia Millet otros 112.782,5 euros. Finalmente, la mujer de Jordi Muntull, Mercedes Mir, deberá abonar 223.578,20 euros. 

Reconocimiento del expolio

La instrucción del caso Palau empezó hace una década. En septiembre de 2009, Millet y Montull reconocieron haberse apropiado de forma indebida de 1,6 millones de euros y 200.000 euros, respectivamente. El fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled elevó posteriormente el fraude hasta los 20 millones.

En los meses que se prolongó el juicio se intentó detallar a cuánto se elevaba el expolio a la institución cultural catalana y la metodología que la antigua cúpula había usado para este.

Reclamación económica de los denunciantes

Las cantidades a las que hacían referencia Millet y Muntull no incluían las aportaciones que la Fundació Trias Fargas (después llamada CatDem) percibió. La organización vinculada a CDC se comprometió a finales de 2009 a devolver 630.000 euros, una aportación que reconoció que había percibido de forma indebida.

La Fundació Orfeó Catalá-Palau de la Música, la Asociación Orfeó Català y el consorcio público que rige la institución habían reclamado 34,1 millones de euros por la vía judicial a los saqueadores confesos. Sostuvieron durante el juicio que sólo habían regresado a las arcas del Palau 5,9 millones. 

El fallo de la Audiencia de Barcelona se puede recurrir ante el Tribunal Supremo. La magistrada Montserrat Comas d'Argemir preside el tribunal que ha dictado la sentencia, junto a los magistrados José Antonio Lagares i Julio Hernández.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información