Menú Buscar
Exconcejal del ayuntamiento sabadellense Francisco Bustos, hermano del principal investigado en el Caso Mercurio, Manel Bustos / CG

El Caso Mercurio revela que hubo financiación irregular del PSC

Los Mossos d'Esquadra identifican pagos de actos electorales socialistas en Sabadell a cargo de la empresa adjudicataria de la recogida de basuras

4 min

La División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra (DIC) relaciona la adjudicación del macrocontrato de recogida de basuras​ en Sabadell con el pago de una mordida de, al menos, 100.000 euros por parte de la empresa Smatsa, la sociedad adjudicataria.

Según consta en el informe que los Mossos han presentado ante la juez de Sabadell que investiga el denominado Caso Mercurio, las intervenciones telefónicas constatan que Smatsa, filial de la matriz Vendex, pagó como mínimo los gastos del fastuoso acto central de la campaña electoral del partido socialista en Sabadell en los comicios municipales de 2011.

Camuflar el pago

Los más de 100.000 euros que Smatsa ingresó en las arcas socialistas, según la policía, se han intentado camuflar a través de facturas expedidas por proveedores del ayuntamiento, establecimientos comerciales, incluso restaurantes frecuentados por los que entonces ocupaban el equipo de gobierno municipal. Se ha querido dar la apariencia de que estos “pagadores” habrían “sufragado”, aparentemente y sobre el papel, el acto de campaña.

La investigación apunta directamente a quien fue concejal del ayuntamiento sabadellense Francisco Bustos, hermano del que fuera alcalde de la ciudad y principal investigado en la mayoría de piezas del Caso Mercurio, Manel Bustos.

Tráfico de influencias

En el informe, al que ha tenido acceso Crónica Global, los Mossos consideran que Francisco Bustos y el técnico municipal Xavier Izquierdo interactuaron con altos directivos de Smatsa para negociar la adjudicación del millonario contrato a cambio de la mordida para el partido y de otro tipo de pagos como viajes y comidas a título particular.

En 2012, en plena ebullición de la investigación por el Caso Mercurio, el Ayuntamiento de Sabadell presidido por Manel Bustos adjudicó a Smatsa el contrato de recogida de basuras por espacio de 15 años y por un montante global de 227 millones de euros.

Financiación ilegal

La juez de instrucción número 1 de Sabadell y la fiscal anticorrupción, Teresa Duerto, estudian el contenido de este informe como paso previo a la toma de declaración de las personas imputadas por los Mossos. La DIC atribuye a Francisco Bustos, Xavier Izquierdo y a los miembros de al cúpula directiva de Smatsa los delitos de tráfico de influencias, soborno, malversación y financiación ilegal de partidos políticos.

Los Mossos abrieron esta línea de investigaciones cuando el entonces alcalde de la ciudad, Manuel Bustos (cuyo teléfono en 2012 estaba intervenido ante las sospechas​ de corrupción en el Ayuntamiento de Sabadell), habló con un técnico municipal de su confianza y éste le dijo: “Está hecho (la adjudicación del contrato de recogida de basuras) para que salga quien tiene que salir”. Los Mossos así lo han recogido literalmente en este informe aunque también apuntan que en una conversación telefónica posterior intervenida a su hermano Francisco, éste trata de desvincular al alcalde de la referida trama de adjudicación irregular.