Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Campuzano / EP

Carles Campuzano abandona PDECat

El político sigue la estela de Marta Pascal y alega discrepancias con la línea del partido independentista como el motivo del fin de su militancia

2 min

Carles Campuzano, exdiputado de PDECat en el Congreso de los Diputados, abandona la militancia del partido independentista. Ha utilizado su perfil de Twitter para dar a conocer la decisión, que ha sido motivada por las discrepancias entre su visión sobre la política y la de la formación de Carles Puigdemont

La razón esgrimida por Campuzano es la misma que alegó Marta Pascal para respaldar su baja del partido, en abril. Ambos políticos pertenececían al sector más moderado del PDECat, frente a la línea combativa que defienden los seguidores acérrimos del expresidente catalán, que dirige con mano de hierro la formación desde Waterloo.

"Nos reencontraremos"

La publicación de Campuzano en Twitter comienza con una cita --sin firma-- que remarca que "para todo hay un momento oportuno", antes de comunicar que abandona PDECat. Sin embargo, deja en el aire si continuará en la política con una frase de significado abierto: "Estoy convencido de que nos reencontraremos en el camino hacia la libertad". 

La ruptura del carnet del PDECat por el exdiputado convergente llega pocos días antes de la constitución del Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), surgido de la plataforma independentista El País de Demà --conocido como el grupo de Poblet-- que fue impulsada por Pascal, Campuzano y otros políticos de la antigua CiU.

En Convergència desde joven

Campuzano era militante de CDC desde joven. Fue secretario general y presidente de las juventudes convergentes y, posteriormente, miembro del partido por el que inició su carrera en la Administración pública. Fue concejal en Vilanova i la Geltrú, diputado del Parlament y, finalmente, miembro del Congreso de los Diputados entre 1996 y 2019, primero por CiU y luego por PDECat

En la actualidad, es director de la federación Dincat, que agrupa a 300 entidades sociales y representa a más de 30.000 personas con discapacidad intelectual en Cataluña.