Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray / EP

Cambray ve una "primera victoria" en la suspensión de la ejecución de la sentencia del 25%

Junts celebra la decisión del TSJC y considera que el decreto lingüístico permitirá blindar la inmersión, pese a que el tribunal planteará una cuestión de inconstitucionalidad

3 min

El consejero de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, ha celebrado como una "primera victoria" la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de suspender la ejecución de la sentencia del 25% en castellano tras constatar su contradicción con el decreto lingüístico del Govern, a pesar de que el alto tribunal haya anunciado que planteará una cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional (TC).

"Es una primera victoria y una gran noticia. Es el primer paso para que en ninguna aula de nuestro país se aplique el 25% del castellano", ha señalado a los medios.

"Maestros, no hace falta que cambiéis nada"

"Que sigan los trámites jurídicos que tengan que seguir", ha añadido Cambray, pero ha insistido en que de cara al próximo curso las direcciones no tendrán que ajustarse a porcentajes porque, según él, no habrá ninguna novedad en este ámbito: "Maestros, no hace falta que cambiéis nada. Seguid educando, seguid enseñando como sabéis hacer".

El conseller también ha agradecido a los grupos parlamentarios nacionalistas, a las entidades contrarias al bilingüismo y a los profesores defensores de la inmersión el "máximo consenso" político, social y pedagógico para defender el modelo escolar monolingüe.

"Mantener la inmersión"

Por su parte, el portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Josep Rius, también ha mostrado su satisfacción por el auto del TSJC. "Se ha ganado una batalla, no la guerra", ha subrayado en rueda de prensa, destacando que el fallo permitirá empezar el curso escolar sin la aplicación del 25% de español en las aulas.

Rius ha indicado que la decisión del TSJC demuestra que la opción de aprobar un decreto ley "que impidiera la aplicación de las cuotas era válida para mantener la inmersión, el catalán como lengua vehicular y la protección de los maestros y directores de centro". El dirigente nacionalista ha insistido en la necesidad de "confrontar la sentencia en vez de acatarla" porque "la confrontación es la vía para defender" la inmersión. "Se han impuesto los criterios pedagógico del Parlament por encima de las cuotas de los tribunales", ha zanjado.