Menú Buscar
Carles Puigdemont y Miquel Buch en una imagen de archivo / EFE

Buch y un sargento de los Mossos, citados a declarar por la escolta del fugado Puigdemont

El TSJC fija la comparecencia de 'conseller' el 16 de junio por presuntos delitos de prevaricación y malversación

7 min

Miquel Buch deberá dar explicaciones ante la Justicia por el servicio de escolta al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont tras fugarse al declarar la independencia de Cataluña. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha fijado para el 16 de junio la comparecencia como investigado del consejero de Interior del Govern, que había sido suspendida el pasado 25 de marzo debido al estado de alarma.

La comparecencia de Buch en esta causa será por presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por haber nombrado como asesor a un sargento de los Mossos d'Esquadra para que presuntamente siguiera haciendo de escolta de Puigdemont.

Presunto desvío de más de 50.000 euros

La magistrada del TSJC citó inicialmente como imputado a Buch el 25 de marzo a raíz de la querella interpuesta por la Fiscalía Superior de Cataluña, que acusa al conseller de desviar 52.712 euros para la remuneración que el sargento, Lluís E., percibió mientras ejerció de asesor de Interior, entre julio de 2018 y marzo de 2019.

Sin embargo, la comparecencia de Buch, al igual que la del sargento --que también está imputado y que estaba prevista inicialmente para el día siguiente-- quedaron suspendidas al decretarse el estado de alarma por el coronavirus.

Ahora, una vez se está recuperando la actividad en los juzgados, el alto tribunal catalán ha citado a Buch el martes 16 de junio y al sargento Lluís E. el jueves 18 de junio.

Buch lo niega

En su querella, que la Fiscalía presentó a raíz de una denuncia de varios diputados de Ciudadanos, el ministerio público sostiene que el nombramiento de Lluís E. como asesor de Buch respondía "única y exclusivamente al legítimo e indisimulado propósito de dar cobertura y protección" a Puigdemont.

El día en que la Fiscalía interpuso la querella en su contra, el pasado 12 de noviembre, Buch afirmó que "en ningún caso" nombró a un asesor para hacer de escolta de Puigdemont y mostró su "tranquilidad absoluta" por el trabajo que realiza su departamento.

Sin "la más mínima aptitud"

Según la Fiscalía, el sargento investigado no tenía "la más mínima aptitud" para el desempeño de sus funciones como asesor y fue nombrado por la "arbitraria voluntad" de Buch, ya que no consta que efectuara "actividad de asesoramiento de ningún tipo", más allá de la entrega de varios estudios que el ministerio público cree genéricos y hasta plagiados.

La querella que ha comportado la imputación de Buch mantiene que la designación de Lluís E. para un cargo de asesor de seguridad del conseller "respondía únicamente al propósito de procurar, desde el Govern de la Generalitat y con cargo a fondos públicos, un servicio de escolta permanente al procesado rebelde" Carles Puigdemont.

Fuga tras la DUI

Lluís E., que ya formaba parte del servicio de escoltas de Puigdemont cuando era presidente de la Generalitat, facilitó su huida de España tras la DUI de octubre de 2017, junto a otros agentes del cuerpo, y le acompañó desde que se instaló en Bélgica.

Con la Generalitat intervenida por el artículo 155 de la Constitución, la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos d'Esquadra abrió una investigación interna al sargento, expediente que concluyó el 20 de julio de 2018 con cuatro meses de suspensión de empleo y sueldo y el traslado del agente del área de escoltas.

Sólo hizo el bachillerato y un par de cursos

Ese mismo día, a propuesta de Buch, se creó una plaza de asesor en el Departamento de Interior que se asignó a Lluís E., según la Fiscalía, pese a su falta "absoluta" de "idoneidad" para desempeñar ese cargo y teniendo en cuenta que, desde el 28 de octubre de 2017, el sargento se había limitado a "encadenar" permisos, licencias y situaciones de baja médica.

El sargento --que según la Fiscalía no tiene más que el bachillerato, un curso de escoltas y otro de uso de desfibriladores-- elaboró en su cargo de asesor varios estudios que no son más que "una miscelánea de temas absolutamente variada y dispar", desde el yihadismo a la vigilancia nocturna, trufados de "generalidades" y de entre dos y cuatro páginas, según la querella.

Guardaespaldas del prófugo

En su etapa de asesor, Lluís E. ejerció funciones de "protección, escolta y aseguramiento" de Puigdemont en Bélgica, Escocia, Suiza, Dinamarca, Países Bajos y Reino Unido, según la Fiscalía.

En su querella, el ministerio público enumera numerosos tuits que el sargento investigado publicó en los que "se jactaba" de que su función era escoltar a Puigdemont: "41 semanas haciéndonos cargo del MHPG. Mientras no sea legal, se hará legítimamente" (6 de agosto de 2018), "Yo mañana continuaré asesorando" (12 de octubre de 2018) o "Buenos días desde Waterloo. Nos levantamos todos los días pensando solo en el regreso" (4 de noviembre de 2018).

En Navidad de 2018, Lluís E. publicó otro tuit con una fotografía tomada desde el interior de la casa de Puigdemont en Waterloo con el comentario: "buenas fiestas president, de parte de todos sus escoltas".