Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sede central de Barclays, situada en la City / CG

Uno de los mayores bancos británicos da por sentado un adelanto electoral en Cataluña

Los economistas de Barclays afirman que la resolución más probable del ‘procés’ pasa por unos comicios que ganaría ERC

4 min

Cataluña camina hacia un adelanto electoral que tendrá como resultado más probable una victoria de ERC ya que los partidos de la oposición son “considerablemente débiles”. Este es el escenario que dibujan los analistas de uno de los mayores bancos británicos, Barclays, a partir del 2 de octubre en The Catalonia issue, un documento que parte de la base de que el Gobierno catalán ha impulsado un referéndum y una declaración unilateral de independencia ilegal (la ley de transitoriedad) porque “pretende desencadenar una fuerte respuesta del Gobierno central”.

Esta respuesta pasaría por la “invocación del artículo 155” de la Constitución: la “intervención directa de la comunidad autónoma y, de facto, acabar con el sistema democrático del gobierno regional”, al que hizo referencia entre líneas el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este viernes, 15 de septiembre, Barcelona.

Los mismos economistas británicos indican que esta opción representaría un “paso radical” que generaría “más apoyo dentro de Cataluña al movimiento independentista”. Consideran que actualmente ronda el 40%. Y que este escenario tiene una “baja posibilidad” de suceder.

El 1-O se podrá votar

Barclays, que vendió sus negocios en España a mediados de 2014, considera posible que el referéndum se celebre. El Gobierno de Carles Puigdemont no frenará ahora la votación por su ilegalidad, indican los analistas, y actuará ante las dificultades logísticas con las que puede topar. Aunque la falta de emplazamientos es uno de los escenarios que se dibujan en el documento.

Avisa a sus clientes de que lo más probable es que la Generalitat promueva la “habilitación de emplazamientos privados para la votación” y el Gobierno central “decida no impedirlo con el cuerpo de policía nacional”.

Y si la votación sigue adelante, el no ni siquiera tiene opciones. Ganará por goleada el sí a la ruptura unilateral “dada la alta participación de ciudadanos prorreferéndum”. Aunque asegura igualmente que “la participación no llegaría al 50%”. Una cuestión básica para que la votación no obtenga la legitimidad que le quieren dar sus impulsores, JxSí y la CUP.

Posibles alternativas

Barclays Research afirma que es complejo que el Estado pueda articular una alternativa que calme el movimiento independentista. Sí que está habilitado para “aumentar la descentralización de poder”, pero sentencia que España ya está al frente de esta cuestión en la Unión Europea e ir más allá es complicado.

Asimismo, analiza que el mapa político tampoco es propicio a un cambio en el sistema financiero de las comunidades. Se podría ser más generoso con la Generalitat, pero el margen de maniobra disponible será “insuficiente para los partidos que son altamente favorables a la independencia, como ERC”.

Para sus analistas, las “perspectivas de crecimiento, la fuerte caída del desempleo y una postura fiscal más sencilla” favorecerían el desinflado del conflicto.

Destacadas en Política