Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alberto Nuñez Feijóo, junto con los presidentes autonómicos Ximo Puig, Juan Manuel Moreno, Francina Armengol y la economista Teresa García Milà / CG

La España periférica discrepa sobre cómo hacer frente al “mega-centro” de Madrid

Feijóo y Moreno reclaman responsabilidad en el gasto autonómico, frente a Puig y Armengol que piden “medidas federales”

6 min

Hay una España periférica, pero sus integrantes tienen modelos distintos. Madrid es el centro de atención, es el “mega-centro” que debería distribuir su poder, según el presidente de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, pero las soluciones que se ofrecen difieren cuando las señala el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, o las lanza el propio Puig o la presidenta de Baleares, Francina Armengol. Los cuatro presidentes autonómicos han constatado, en un debate en el Círculo de Economía, que los modelos del PP y del PSOE prevalecen sobre la condición periférica de cada uno de los territorios.

Alberto Nuñez Feijóo, que participó por vía telemática, fue duro con sus interlocutores, Ximo Puig y Francina Armengol. Con su experiencia como presidente del InSalud, en el Gobierno de José María Aznar, señaló que lo que cuenta en el modelo de financiación autonómica es el “coste efectivo del servicio que se presta”. Y que, siguiendo ese criterio, el modelo, “pese a ser mejorable” no exige una “enmienda a la totalidad”. Aunque tanto Feijóo, como Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía, admitieron que se ha construido una España “radial”, que beneficia a Madrid, mostraron sus reticencias en el momento de plantear un cambio sustantivo. En la primera fila, entre los asistentes, escuchaba el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta y el exministro de Sanidad y líder del PSC, Salvador Illa.

Suficiencia financiera

La España periférica que se inclina por el PSOE, Valencia o Baleares, plantea un cambio que, “aunque no se llame federalismo”, sí incorpore medidas federales para distribuir el poder. Según Ximo Puig, “no se entiende que el Instituto Oceanográfico esté en Madrid, cuando podría estar en Vigo o en Cádiz”.

XIMO  IMG 2866
El presidente valenciano Ximo Puig, en el debate en el Círculo de Economía / CG
 

Con la necesidad de transformar esa España radial, a través de infraestructuras como el corredor mediterráneo o con una apuesta determinada por el ferrocarril, y con la exigencia de que se apruebe lo antes posible un modelo de financiación autonómica que debía de haberse revisado en 2014, los presidentes autonómicos que ha reunido el Círculo de Economía, sin representantes del Gobierno central, han dejado claro que las fórmulas comunes no casan. No por ahora. Mientras Ximo Puig insistía en el criterio de “suficiencia financiera”, Feijóo reclamaba que se viera esa financiación a partir de los servicios que se prestan, admitiendo, eso sí, que Valencia o Baleares están por debajo de la media en renta per cápita, que se explica, sin embargo, por otros muchos factores. Pero no Cataluña o Madrid, pese a las reclamaciones históricas del nacionalismo catalán.

Los cuatro presidentes, sin embargo, se han mostrado de acuerdo en que el modelo de financiación exige “una mayor transparencia”, y, en concreto, el concierto foral que tiene el País Vasco y Navarra. A juicio de Nuñez Feijóo, “no se trata de poner en cuestión todo, pero sí de saber cómo se calcula el cupo, para que no sea una moneda de cambio que utiliza el PNV cuando sus votos son necesarios en el Congreso”.

Defensa de la "corresponsabilidad fiscal"

Ese ha sido el elemento en común. En otros, el debate, que ha moderado la economista Teresa García-Milà, ha dejado en evidencia que el PP y el PSOE distan mucho, en estos momentos, de encontrar una fórmula que satisfaga al conjunto de las comunidades. Lo que Moreno Bonilla ha pedido es utilizar su “corresponsabilidad fiscal”, con lo que rechaza una posible armonización fiscal que ha defendido el Gobierno de Pedro Sánchez con la mirada puesta en la bajada de impuestos que practica la Comunidad de Madrid. En oposición a ello, Armengol ha defendido que los aires que llegan de Europa indican que sí se debe armonizar los distintos impuestos, para que no haya “dumping fiscal”.

Con Cataluña en la mente de todos, los presidentes autonómicos sí han pedido que para cambiar las cosas hay que participar en las instituciones multilaterales. Lo ha pedido Francina Armengol, y también Nuñez Feijóo, que ha recordado que hay que saber de dónde proceden los distintos modelos, y que el sistema de financiación autonómica, todavía vigente, "se pactó entre el Partido Socialista y el tripartito catalán".