Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en un acto de la Guardia Civil / EFE

Batalla interna por los ascensos en la Guardia Civil

Una asociación alerta de que las asignaciones al generalato son "subjetivas", con el 'caso De los Cobos" de telón de fondo

6 min

Batalla interna en la Guardia Civil por los ascensos. Una asociación proderechos de los agentes del instituto armado ha denunciado a la directora María Gámez por la presunta "subjetividad" en la asignación de los más altos cargos del cuerpo. Todo ello, con el caso de Diego Pérez de los Cobos de fondo, que fue cesado de la Jefatura de la Guardia Civil de Madrid y recurrió al Tribunal Supremo, que tiene que fallar "pronto", según indican fuentes conocedoras del proceso. 

Imagen de archivo del coronel Pérez de los Cobos saludando al mayor Trapero en presencia de José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad / EFE
El coronel Pérez de los Cobos (i), saludando al exmayor de los Mossos d'Esquadra, Trapero (d)  / EFE

La Asociación Pro Guardia Civil ha enviado un extenso escrito a Gámez alertando de que "se deben nombrar" a los generales de brigada pendientes en el ciclo 2021-2022, por cuanto hay "vacantes sin cubrir", algo que "ha ocasionado perjuicios". Asimismo, la entidad pide cambios en el sistema de evaluaciones y ascensos, una configuración que se atribuye a Félix Azón, el anterior director general de la Guardia Civil, destituido en enero de 2020. 

"Malestar"

En el documento fundamentado de 123 páginas al que ha accedido este medio, Pro Guardia Civil subraya el "malestar" que existe en el cuerpo por el sistema de nombramientos. Esta inquietud se palparía en "gran parte de la generalidad" y se fundamentaría en la "incertidumbre absoluta" en la que "ha quedado el "régimen de evaluaciones y ascensos". 

La designaciones, razona la asociación, se alejan del espíritu que han regido los nombramientos en la Guardia Civil y que se basan en el "mérito y la capacidad". Solía ser, advierte la entidad, "metódica, rigurosa y objetiva", y ya no sería así. 

Faltan generales

Este es el análisis que hace la plataforma sobre los ascensos a los escalafones más altos del cuerpo. Pero negro sobre blanco, advierte de que "faltan algunos" por cubrir. Se trataría de un general de brigada --otras fuentes han indicado que sería el de las Islas Canarias--, puesto que nadie ocupa pese a que se evaluó a los "cuatro coroneles mejores situados". 

Este hecho se habría producido porque la dirección general no vio "idóneos" a los candidatos. Ha provocado que la zona insular esté dirigida por un "mando interino", causando ello "perjuicios" a "un coronel, un teniente coronel, un comandante, un capitán y un teniente", pues "no han sido ascendidos en cascada". 

Atribuible a Azón, destituido por el 'caso CDR'

Los denunciantes atribuyen esa cascada de perjudicados al sistema de designación de generales que se atribuye al anterior director, el juez Félix Azón. El ex alto cargo fue destituido en enero de 2020 por el Ministerio del Interior. En aquel momento, se atribuyó su salida al hecho de que habría ocultado al ministro Fernando Grande-Marlaska información de la operación Judas, que concluyó con la detención de varios independentistas de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR). 

Las fuentes consultadas recuerdan que la actual directora general, la primera mujer en el cargo, "tendría que haber detectado el problema y haberlo corregido". No habría pasado, lo que "contribuyó" a crear el malestar citado por la asociación. 

Tribunales

Todo ello tiene un trasfondo, que son las "reclamaciones judiciales que se interpondrán próximamente" por el sistema de evaluación. Los coroneles de la Guardia Civil descontentos alegan de que el examen "puntúa un 80% por razones objetivas, mientras que un 20% corresponde a puntuaciones objetivas de mérito y capacidad". 

Es lo que habría pasado, alegan, con el coronel Diego Pérez de los Cobos, que capitaneó el mando único de los cuerpos y fuerzas de seguridad contra el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. El alto mando pidió su ascenso a general de brigada, pero ésta jamás se elevó al consejo de ministros. La Audiencia Nacional avaló su petición, aunque el caso ha terminado en el Supremo, que "tiene pendiente fallar, indican las fuentes conocedoras". 

Influencia del Opus Dei sobre los ascensos

Esta batalla interna para acceder al generalato de la Guardia Civil tiene otro extremo: la "presunta influencia del Opus Dei en la elaboración de los temarios", según denuncian fuentes conocedoras. Se trataría de un "lobi de oficiales" que contarían con el plácet de la Prelatura para copar los más altos puestos del instituto armado. 

Ello no habría ocurrido aún, por lo que "se impone hacer más robusta la objetividad del sistema de ascensos", apostillan las mismas voces.