Menú Buscar
Inés Arrimadas junto a Albert Rivera en Barcelona / EUROPAPRESS

Arrimadas afirma que Sánchez ha "confundido a Cataluña con el racista de Torra"

Rivera ha retado al presidente del Gobierno a aclarar antes de las elecciones si "va a respetar a la justicia o va a conceder indultos"

4 min

Primer acto de pre-campaña de Ciudadanos en Cataluña, uno de los territorios clave para ganar las elecciones en España. En las pasadas elecciones generales, el partido de Albert Rivera fue incapaz de obtener un buen resultado en esta comunidad autónoma, donde Podemos le ganó la partida al ser la fuerza más votada en Cataluña. Ahora, las formaciones vuelven a disputarse 47 importantes escaños en este territorio, con el juicio al procés como telón de fondo marcando tanto la agenda catalana como española. 

Ciudadanos ha arrancado con un primer acto en el que han intervenido Albert Rivera, Inés Arrimadas y la diputada del Parlament Lorena Roldán. La líder de Cs en Cataluña ha iniciado su intervención con unas duras palabras hacia el presidente Pedro Sánchez: "Ha confundido a Cataluña con el racista de Torra", ha dicho frente a 600 simpatizantes.

Dependencia de los nacionalistas

La mayor parte de su discurso ha estado dirigido a su público habitual, los catalanes más temerosos de una posible independencia de Cataluña. Tras acusar a PSOE y PP de haber "vendido a los catalanes" a los nacionalistas, ha pedido una victoria frente a Pedro Sánchez en las urnas para que nunca más un presidente dependa de los nacionalistas para gobernar.

"¿Os imagináis lo que podríamos conseguir si tuviéramos un presidente del Gobierno catalán al que no haya que explicarle nada, que haya sentido en su piel el hostigamiento separatista?", ha preguntado de forma retórica, un estilo de oratoria que Arrimadas tiene cada vez más interiorizado.

Rivera reta a Sánchez

Por su parte, Albert Rivera ha retado a Sánchez a aclarar antes de las elecciones si "va a respetar a la justicia o va a conceder indultos", en alusión a lo que sentencie el Tribunal Supremo en el juicio del 1-O. "No quiero venganza ni impunidad. Si se condena a los golpistas, que cumplan su condena como cualquier otro ciudadano español". La precampaña arranca, pues, con el juicio al procés muy presente.

El líder de Cs también ha defendido renovar el proyecto constitucionalista y que el próximo presidente del Gobierno sepa todo lo que no se debe hacer: "No gobernar un país con quien quiere liquidarlo".

Temas del pasado

Rivera asegura que está "cansado de escuchar a Sánchez con Franco y a Casado con el aborto". Según él son temas del siglo pasado, por lo que les ha pedido hablar de futuro de una vez.

Además, ha reclamado que cada voto sirva para dos cosas: llevar a Sánchez a la oposición y unir a los españoles, "no para hacer trincheras entre rojos y azules".

Liberales frente a populistas

Por otra parte, Rivera ha prometido que, si gobierna, nadie podrá insultar a nadie por llevar una bandera: "Que siga Sánchez llamando fachas a los que llevan la bandera de su país: les va a ir de maravilla en las urnas".

El líder de Cs cree que ya es hora de dejar "de pedir perdón por ser español". Además, cree que ya se ha superado la división entre izquierda y derecha, que ahora hay valores, y que "el socialismo no tiene respuestas para el siglo XXI y los conservadores no quieren cambiar nada", por lo que ha augurado que la batalla actual será entre liberales y populistas.