Menú Buscar
Inés Arrimadas durante el anuncio de la presentación de la querella contra Quim Torra / EFE

Arrimadas anuncia una querella contra Torra por amparar los CDR

La líder de la oposición acusa al presidente de la Generalitat de proteger sus "actos ilegales"

19.12.2018 13:31 h.
6 min

Inés Arrimadas ha acusado este miércoles a Quim Torra de "amparar" los "actos ilegales" de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) de cara a la reunión del Consejo de Ministros de este viernes en Barcelona. La líder de la oposición ha anunciado que presentará una querella contra el presidente de la Generalitat por "amparar, justificar y consentir" las manifestaciones "violentas" de estos grupos y las que puedan ocurrir a lo largo de dicha jornada.

Arrimadas ha emplazado a Torra durante la sesión de control del Parlament a hacer un "llamamiento público" para evitar que los activistas de los CDR desarrollen "actos ilegales" como cortar carreteras, levantar barreras de peaje o intenten "asaltar edificios públicos".

La líder de Ciudadanos ha recordado además los escritos supremacistas y "racistas" que el hoy presidente de la Generalitat escribió en el pasado, así como su reciente apelación a la "vía eslovena" para conseguir la independencia, que desembocó en una guerra de diez días.

Torra pide "civismo"

Torra ha calificado de "vergüenza" el anuncio de la querella: "¡Paren de judicializar la política!", ha exclamado. Y ha hecho un llamamiento "a la firmeza, la serenidad y el civismo", asegurando que el independentismo "no saldrá nunca de los carriles de la democracia, la justicia y la no violencia".

A continuación, Arrimadas ha denunciado que Torra "se ha negado a advertir de la ilegalidad de estos actos, y a hacer un llamamiento para que no se produzcan", lo que en la práctica implica a su juicio "amparar" las acciones que puedan llevar a cabo los CDR. En su opinión, Torra "protege a los violentos, los justifica, los blanquea", mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "le anda mendigando una reunión".

En su réplica, Torra ha acusado a Ciudadanos de "inventarse relatos de violencia", con "discursos falsos y mentirosos". Y ha pedido a Arrimadas que "no continúe por el camino de la irresponsabilidad". "Estamos siempre por la vía del diálogo, el respeto de los derechos civiles, los derechos humanos y el derecho a la autodeterminación de Cataluña", ha indicado Torra.

Justifica el 6 y 7 de septiembre

El motivo inicial del pleno era debatir sobre las sesiones del Parlamento catalán del 6 y 7 de septiembre de 2017, cuando los grupos independentistas aprobaron las denominadas 'leyes de desconexión' --de referéndum y de transitoriedad jurídica--, saltándose la legalidad y las advertencias del Consejo de Garantías Estatutarias y de los letrados de la Cámara. “Fue una infamia, un golpe al Estado que aún prosigue”, ha considerado Arrimadas.

En cambio, Torra ha vuelto a defender la aprobación de esas dos leyes ilegales, anuladas por el Tribunal Constitucional, apelando al supuesto derecho a debatirlo "todo" y "sin amenazas". "La libertad a ustedes les incomoda", ha espetado. Y ha acusado a los grupos de la oposición por intentar hacer cumplir las leyes: "Ustedes persiguieron las conclusiones llevándolas al Constitucional, el debate se hizo de la manera que ustedes forzaron a hacer. Se siguieron todos los procedimientos legales y reglamentarios", ha justificado.

El presidente de la Generalitat se ha reafirmado en su argumentos apuntando, además, que "el 6 y 7 de septiembre vimos cómo una minoría intentaba utilizar todos los rincones de los reglamentos junto con la amenaza judicial constante para impedir el debate y la aprobación de los mandatos democráticos validados", ha aducido, pasando por alto en todo momento el hecho de que el independentismo nunca ha alcanzado el 50% en unas elecciones.

"Choque entre legitimidad y legalidad"

El presidente de la Generalitat ha defendido sus tesis cuestionando las leyes democráticas, al sostener que "estos últimos años hemos tenido en Cataluña el viejo choque entre legitimidad y legalidad, entre democracia e inflexibilidad. Entre la prevalencia de la voluntad popular y el imperio de la ley".

Torra, asimismo, ha insistido reiteradamente a lo largo de la sesión en el dato nunca contrastado de que, según él, "existe un 80% de catalanes" que son partidarios de un "referéndum de autodeterminación".