Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Inés Arrimadas en su intervención en el Parlament el pasado miércoles, cuando se votó la puesta en marcha del proceso constituyente.

Arrimadas pide que “todos” los partidos cedan un poco en la cuestión catalana

Afirma que no se puede resolver solo con la ley y la Constitución, y reclama una "salida democrática, dialogada y pactada"

Redacción
2 min

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos en Cataluña, ha asegurado que la única forma de resolver el debate catalán abierto pasa por buscar una “salida democrática, dialogada, pactada, en la que todos deben ceder un poco”, además de “hablar de la ley y la Constitución”. Pero rechaza que la gestión del proceso independentista que ya está en marcha se limite únicamente a esta última cuestión.

En una entrevista concedida a EFE antes de su enlace con Xavier Cima, exdiputado de CDC con el que coincidió en el Parlamento catalán en la anterior legislatura, Arrimadas ha manifestado que entiende que se deben “mejorar muchas cosas, que España necesita ser reformada de arriba abajo, pero queremos ser los catalanes los que lideren estas reformas”.

Gobierno sin mayoría

Por ello indica que es bueno el “Gobierno sin mayoría absoluta” que se formará en Madrid. Propiciará “mucho margen para liderar y solicitar reformas que podrían ser muy buenas para Cataluña”.

Y aquí Ciudadanos tiene mucho que decir. Es el principal partido de la oposición en el Parlament y tiene proyección de ampliar su base porque son los únicos que defienden un “planteamiento moderado, reformista, inconformista y regenerador”.

A por los exvotantes de CiU y PSC

Arrimadas ha abierto los brazos a los exvotantes de CiU y PSC que se sientan “huérfanos” en lo político. Se ha mostrado especialmente crítica con el partido de Artur Mas y Carles Puigdemont por pasar de ser una formación de “enorme transversalidad” a “radicalizarse”, además de verse afectado por “casos de corrupción muy graves”.

“Si Ciudadanos ha crecido en los últimos tiempos es precisamente por esto. Podemos ser el paraguas político de muchas personas que necesitan una representación institucional”, los votantes que “no están de acuerdo ni con el rupturismo de Convergència y ERC ni con el inmovilismo del PP”.

La jefa de la oposición en Cataluña defiende que los “votantes de toda la vida de Convergència echan en falta muchas cosas” en el nuevo Partit Demòcrata Català. Ha recalcado que el seny debe “volver a la política catalana”.