Menú Buscar
El Consejo Asesor por la Transición Nacional previó el delito de rebelión

El arquitecto legal del 'procés' previó la acusación por rebelión de la que ahora reniegan

Viver Pi-Sunyer, presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional que declara este jueves en el Supremo, anticipó la rebelión en sus informes

13.03.2019 00:00 h.
5 min

El procés independentista no se entiende sin la figura de Carles Viver Pi-Sunyer, el arquitecto legal para lograr un nuevo Estado catalán en el seno de la Unión Europea. El exmagistrado del Tribunal Constitucional fue el hombre designado por el expresidente de la Generalitat Artur Mas para presidir el Consejo Asesor para la Transición Nacional, el órgano que asesoraba legalmente al Govern en su hoja de ruta secesionista.

En el primer informe elaborado por este órgano, del 25 de julio de 2013, ya previeron la acusación por rebelión por parte de la Fiscalía General del Estado. “Bajo el argumento de que el objeto de la DUI —la constitución de un Estado catalán independiente— constituye una actuación contraria al ordenamiento vigente que está tipificada en el Título XXI del Código Penal que regula los 'Delitos contra la Constitución' y, más concretamente, en el Capítulo I, que prevé el delito de rebelión que se atribuye, entre otros, a aquellos que se alzaran violenta y públicamente, para declarar la independencia de una parte del territorio nacional (art.472 del Código Penal)", esgrimen en el informe.

Visión amplia de la rebelión

En el informe del Consejo Asesor de Transición Nacional dejan la puerta abierta a que se “interprete el término violencia en el sentido amplísimo conocido en el Diccionario de la Real Academia española, en referirse a toto aquello que se ejecute contra el proceder regular o fuera de la razón o de justicia”.

En el documento también se contempla el delito de sedición, pero lo excluyen al no prever que una “muchedumbre” produzca “confusión, alboroto o follón” en forma de “tumulto” como finalmente el ministerio público sí cree que se produjo el 20 de septiembre de 2017 ante el Departamento de Economía.

El órgano asesor considera en dicho informe que tanto el delito de rebelión como de sedición dependen de “interpretaciones forzadas”, pero no lo descartan y se escudan en que la DUI “no constituiría un ilícito de derecho internacional”. Otros escenarios que barajan son la declaración de un Estado de excepción y de sitios si se da una situación en la que el ejercicio libre de los derechos y libertades de los ciudadanos "resulten gravemente alterados".

Hoja de ruta

Este informe y los sucesivos --18 en total-- formaron parte del Libro Blanco para la Transición Nacional que el exmandatario catalán Artur Mas presentó el 29 de septiembre de 2014 en pleno inicio del desafío secesionista promovido por su Ejecutivo.

En el volumen se relatan muchos de los aspectos que han ido sucediendo en Cataluña, como la petición fallida de un referéndum acordado, la celebración de una consulta informal llevada a cabo por la sociedad, unas elecciones llamadas plebiscitarias (que Mas convocó para el 27 de septiembre de 2015) y, finalmente, la DUI.

Además de Viver Pi-Sunyer rubrican esta hoja de ruta otros 15 miembros, entre los más destacados, el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona (UB), Enoch Albertí Rovira; el jurista y catedrátrico en la UB Joan Vintró; el profesor en Derecho Penal por la UB, Joan Josep Queralt; el profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Princeton Carles Boix o el profesor de Derecho Internacional Público en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Rafael Grasa, o la tertuliana y fiel de Artur Mas, Pilar Rahola.