Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El concejal de la CUP en Vic, Joan Coma / EFE

El concejal de la CUP que pidió toser "en la cara" a los militares se libra de un delito de odio

La juez considera que la libertad de expresión ampara las declaraciones del concejal cupero

2 min

El Juzgado de Instrucción número 2 de Vic (Barcelona) ha archivado una denuncia contra el concejal de la CUP que pidió toser "en la cara" a los militares desplegados en Cataluña durante la pandemia.

El edil del Ayuntamiento de Vic, Joan Coma, fue denunciado por la asociación Unión Militar de Tropa (UMT) y la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas tras unas polémicas declaraciones en su cuenta de Twitter.

No hubo delito de odio

En el auto, la jueza no ve "debidamente justificada la perpetración del delito" ante la denuncia por un supuesto delito de incitación al odio ante el despliegue del Ejército en Cataluña durante el estado de alarma.

El tuit que inició la demanda, publicado el 16 de marzo, decía: "Si vemos al ejército abracémoslos fuerte, tosiéndoles en la cara. Igual así se van y no vuelven más", y a la denuncia inicial (presentada en marzo) se sumó, el 5 de junio, la de la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas.

Libertad de expresión

La jueza considera que en el mensaje de rechazo al Ejército "no existen indicios suficientes que acrediten que el autor ha vertido tales expresiones incitadoras de odio o de hostilidad contra un grupo", y hace referencia a la libertad de expresión, de opinión y a la tolerancia.

Recuerda que el delito de odio no es "cualquier expresión de hostilidad difundida públicamente contra una o más personas pertenecientes a un colectivo o grupo social identificable de personas, aunque sea claramente ofensiva", sino que solo hay infracción penal cuando se daña la dignidad de las personas o se vulnera el principio de igualdad.