Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presiden la fotografía de autoridades en el almuerzo inaugural del Automobile de Barcelona / EUROPA PRESS

Aragonès y Colau 'plantan' al rey en el salón Automobile y Torrent evita saludarle

La alcaldesa achaca su ausencia a un imprevisto y el presidente de la Generalitat se escuda en el debate parlamentario de estos días, aunque el líder de la oposición, Salvador Illa, sí acudió

Ricard López
5 min

Nuevo acto de descortesía de los máximos representantes de la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona en uno de los principales eventos de la ciudad. El conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, ha evitado saludar este martes al rey, Felipe VI, a su llegada al almuerzo institucional de la inauguración del Salón Automobile. Una cita a la cual la alcaldesa Ada Colau no ha acudido, excusando su ausencia por un imprevisto personal, y delegando su representación en los tenientes de alcalde Jaume Collboni y Jordi Martí.

Como estaba previsto, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), tampoco ha acudido a recibir al monarca, en su caso aduciendo que su agenda se centra en seguir el Debate de Política General que se celebra estos días en el Parlament. Algo que, sin embargo, contrasta con la asistencia al acto del jefe de la oposición en la Cámara, Salvador Illa (PSC).

Recibido por Pedro Sánchez

Felipe VI ha llegado al recinto de Fira de Barcelona de Montjuïc hacia las 14.30, con motivo de la inauguración del prestigioso salón automovilístico. Al acceder al pabellón 7, le han recibido y saludado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Industria, Reyes Maroto; el presidente de la patronal Anfac, José Vicente De los Mozos; el presidente del salón, Enrique Lacalle, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, entre otros.

Tras ese primer recibimiento, diversas autoridades se han dispuesto unos metros más adelante en fila para saludar al monarca. Entre ellos, el jefe de la oposición en el Parlament Salvador Illa (PSC); la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín; el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Collboni y el secretario de Estado de Industria, Raül Blanco, entre otros.

Desplante autonómico

El conseller de Empresa, Roger Torrent, en cambio, ha evitado situarse en esa segunda zona de saludo al Rey prevista para las autoridades, aunque luego, tras esperar a que toda la comitiva entrara en el pabellón, sí se ha sumado a la foto conjunta junto al monarca, aunque, eso sí, alejado de él. Felipe VI ha sido flanqueado en la foto por Pedro Sánchez y el presidente de Fira de Barcelona, Pau Relat.

El Govern anunció el martes que Torrent representaría al Ejecutivo secesionista en esta comida institucional, esgrimiendo que Aragonès afronta estos días el Debate de Política General. No obstante, el presidente del salón, Enrique Lacalle, aseguró ayer que prevé que Aragonès visite Automobile Barcelona, el salón de referencia de la automoción en España, el próximo lunes.

Ausencia de la alcaldesa

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han asegurado a Efe que estaba previsto que Colau participara en la comida institucional con motivo del arranque de Automobile Barcelona, pero que finalmente se lo ha impedido un imprevisto personal, por lo que Jaume Collboni y Jordi Martí han acudido en representación del consistorio. También ha estado presente en esta comida el secretario de Empresa y Competitividad del Govern, Albert Castellanos.

Unas 130 personas participan a esta hora en el almuerzo institucional, entre ellas numerosos representantes de marcas con presencia industrial en España como Renault, Seat, Ford y Nissan, así como representantes de diversas patronales.

Mesa presidencial

La organización ha dispuesto una mesa presidencial en la que están el Rey, el presidente del Gobierno, el presidente de Anfac, el presidente de Fira, el presidente del salón Automobile y el teniente de alcalde Jaume Collboni, ocupando en este caso el lugar previsto para Colau. Por su parte, Torrent está situado en una mesa adyacente junto a la ministra Maroto; el presidente de Seat, Wayne Griffiths; la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, entre otras autoridades.

Se trata de la cuarta visita del monarca a Cataluña en lo que va de año, y tanto su presencia como la del presidente del Gobierno suponen un gesto de apoyo al sector del automóvil en España.